Buscar este blog

martes, 28 de mayo de 2013

El extraño caso de Josef Petrenkov

Mucho se ha hablado sobre la carrera espacial, que fue la época cuando los Estados Unidos de América y la Unión Soviética competían por la conquista del espacio. Se ha hablado del satélite Sputnik, del cosmonauta Yuri Gagarin, del primer hombre en la luna… Sin embargo, considero que los sucesos de los que nadie habla son los más interesantes. Tal es el caso de Josef Petrenkov Era el año 1968, las grandes potencias mundiales estaban en su apogeo tanto económica como tecnológicamente. Los avances de la ciencia habían permitido al hombre realizar hazañas que en otras épocas sólo en sus sueños y fantasías se podían realizar. En ese entonces Estados Unidos se preparaba para llevar al primer hombre a la luna. A pesar del grado de confidencialidad que se manejaba en el desarrollo de la misión, éste no fue suficiente para evitar que la inteligencia secreta de los soviéticos se enteraran de sus planes. Los soviéticos, naturalmente, querían estar un paso adelante de los norteamericanos, y en absoluto secreto pusieron en marcha una de las misiones más ambiciosas hasta la época, la cual consistía en lanzar un vehículo espacial tripulado por dos cosmonautas que orbitaría la luna por cuarenta y ocho horas. El objetivo de la misión era tomar mediciones del satélite natural permitiéndoles llevar a cabo un alunizaje meses antes de la gran potencia del oeste. Así entonces, en el mes de octubre de 1968, despegó desde un aeródromo en Kazajstán un cohete Soyuz. Sus tripulantes eran los cosmonautas Ivan Pavelovich y Josef Petrenkov. La misión marchó de acuerdo a lo planeado durante las primeras cuatro fases, pero es debido a lo ocurrido durante la quinta fase —orbitar alrededor de la luna por dos días terrestres— que los soviéticos negaron la existencia de la misión. Aunque las probabilidades de fracaso en este tipo de expediciones son muy altas, nadie imaginaba que lo que estaba a punto de ocurrir sería tan extraño, al grado de que la unión soviética no planearía una misión cerca de la luna hasta después de cuarenta años. En la base de control se estaba dando seguimiento a la misión. Se acababa de efectuar con éxito la intersección de la órbita lunar y se hacían los preparativos para orbitar la luna y encender los aparatos de medición. Dos horas después de haber iniciado la quinta fase se perdió la comunicación con el vehículo espacial por doce minutos. Cuando se logró restablecer la comunicación ya no se escuchaba la voz del cosmonauta Ivan Pavelovich en el intercomunicador. Los operarios en Tierra intentaron averiguar el estado de Pavelovich y ordenaron a Josef Petrenkov que explicara la situación. Aun con la insistencia de los operarios Petrenkov no respondió de manera concreta; sólo habló durante dos o tres minutos divagando entre oraciones extrañas e ideas sin terminar. Parecía no prestar atención a lo que preguntaban en Tierra y se limitó a hablar ininterrumpidamente hasta que se perdió la comunicación con el vehículo espacial de manera permanente. Estas fueron las últimas palabras de Josef Petrenkov: “Estoy a punto de comenzar con la novena vuelta de la órbita de la luna. Todas las acciones que realicé durante mi vida apuntan hacia este momento. Ni en mis sueños más espectaculares me imaginaba en una situación tan maravillosa como ésta. Todos los años de entrenamiento y de estudio sin lugar a duda han sido fructuosos: al fin podré ver con mis propios ojos el lado oscuro de la luna. Es difícil describir la alegría de ver algo que nunca nadie ha visto antes, y que serán pocas en realidad las personas que podrán estar en esta situación durante mi generación y las generaciones futuras. Se podría decir que mi compañero de misión, Ivan, tuvo también el honor de ver semejante maravilla cósmica, aunque dudo que fuera la misma experiencia para él. Traté de convencerlo pero no sólo se negó a intentarlo, sino que también trató de quitarme la oportunidad. Le dije que sería la epítome de nuestras vidas si por un momento abandonáramos la nave para flotar libremente en el universo; le dije que no era lo mismo observar las maravillas del cosmos a través de una ventanilla de seis centímetros de diámetro que observar dichas maravillas con nuestros ojos allá afuera. Pero él se negó. Empezó a decir que no teníamos los trajes necesarios para practicar lo que se denomina “caminata espacial” y que si abríamos la escotilla la nave se despresurizaría y moriríamos instantáneamente. Yo por supuesto sabía todo aquello, mas no me importó; lo último que quería y quiero hacer es flotar en la obscura y vacía ingravidez del infinito. Le dije que él no tenía que salir de la nave, pero que yo saldría, y nada en el mundo me haría cambiar de parecer. Cuando traté de abrir la escotilla intentó detenerme por la fuerza y me gritaba histéricamente que ambos moriríamos. En realidad no quería hacer lo que hice… Ahora considero que fue lo correcto. Estrangulé a Ivan Pavelovich. Y es momento de realizar lo que más deseo y lo único que se interpone entre mí y el cosmos es una mísera escotilla. Después de ver la majestuosa y a la vez misteriosa luminiscencia de la luna y las estrellas, estoy convencido que flotando en los sin fines del universo estaré más cerca de la inmortalidad de lo que cualquier ser humano estará jamás. Siento que de esta manera podré dejar atrás mi cuerpo como un simple recuerdo de que alguna vez fui un ser antropomórfico. Puedo sentir mi mente expandirse, como si lo comprendiera absolutamente todo, y puedo sentir cada objeto, cada molécula, cada átomo que conforma la nave, la luna, la Tierra y el universo. Quiero que el vacío y yo seamos uno”.Tras la última palabra pronunciada por Patrenkov se perdió la comunicación con el vehículo. Se sabe que la escotilla fue abierta unos segundos después. Pero lo que es aún más misterioso, es el hecho de que varios minutos luego de que la escotilla fuera abierta, la nave cambió de curso. Esto es particularmente extraño porque las órdenes de curso fueron introducidas a la nave desde adentro, algo imposible, pues los tripulantes no hubieran podido sobrevivir a la despresurización. Según radares en Tierra se pudo averiguar el nuevo curso de la nave, el cual era las Pléyades.Por muchos años se intentó restablecer comunicación sin éxito. Se dice que ocasionalmente son recibidas transmisiones de radio provenientes del vehículo, donde se escucha la voz de un hombre, diciendo lo siguiente: “Puedo escucharlos, murmurando atrás de las estrellas”--avalon--

domingo, 26 de mayo de 2013

CUICUILCO

La pirámide era desconocida por los mexicanos contemporáneos ya que representaba para todo el mundo, una colina cubierta de matorrales que crecieron durante miles de años sobre una capa de lava que cubrió parcial o totalmente las estructuras arquitectónicas cívico-ceremoniales y habitacionales de la ciudad cuicuilca, cuya extensión se infiere llegó a cerca de 400 hectáreas. Esta pirámide circular fue descubierta alrededor de 1917 en las afueras de la ciudad de México D. F. por el gran pionero de la antropología y arqueología de México, Manuel Gamio (1883-1960), al observar en la zona sur de la ciudad de México un pequeño montículo cubierto de tierra volcánica con unas formas demasiado definidas para ser de origen natural. El arqueólogo Byron Cummings afirmó que Cuicuilco tiene entre 6500 y 7000 años de antigüedad. Los esfuerzos por "restaurar" Cuicuilco conllevaron la eliminación de enormes bloques de adobe de los niveles superiores, pero no fue hasta 1922 que comenzaron en serio las excavaciones arqueológicas, cuando un equipo bajo la dirección del Dr. Byron Cummings (1860-1954) de la Universidad de Arizona se lanzó a desenterrar lo que bien puede ser la pirámide más vieja del mundo. Cummings manifestó su interés en los hallazgos del geólogo George Hyde, cuyos análisis del campo de lava comprobaron que éste tenía por lo menos siete mil años de edad. Este hecho comprobaba que Cuicuilco era dos mil años más vieja que la datación “oficial” de la pirámide de Keops. El escándalo no tardó en explotar, en 1947, fecha del descubrimiento de la datación de objetos orgánicos mediante la prueba de carbono 14. Fue cuando los arqueólogos desautorizaron a los geólogos, y hasta casi tres décadas más tarde, pruebas de carbono-14 realizadas sobre elementos orgánicos encontrados en las proximidades, volvieron a situar la datación de la estructura en torno al siglo I a. C, como si después de su construcción no hubiese podido ser reutilizada nuevamente por otras culturas. La arqueología insiste que las pruebas de carbono 14 hechas a la capa de lava de El Pedregal indicaron una antigüedad que se remontaba sólo al 400 a. C., pero sin mencionar que dicha lectura representa la edad de la capa superficial. El Dr. Cummings descubrió en el transcurso de sus excavaciones seis metros de ceniza y sedimentación entre el fondo de la capa de El Pedregal y el pavimento circundante de la pirámide, estimando que la formación de dichas capas habría tomado por lo menos 6.500 años. Se hallaron numerosas figurillas femeninas, muy parecidas por no decir exactamente iguales, a las encontradas en muchos yacimientos europeos del paleolítico, también se hallaron esculturas con cascos y escafandras; además la de un ser enigmático con barba--origenhumano--

GIGANTES

Los gigantes podrían haber sido la consecuencia de una incompatibilidad genética entre los seres humanos y los extraterrestres. Profundamente arraigados en las más remotas tradiciones, los gigantes han transitado por la historia envueltos por el confuso velo que separa fantasía de realidad. Sin embargo, cabe destacar la opinión vertida por el Dr. L. Burkhalter cuando siendo delegado de la Sociedad Prehistórica Francesa, en un ensayo publicado en 1950 en la “Revue du Museè de Beyrouth” afirmó: “Queremos dejar bien claro que la existencia de razas humanas gigantescas en la época acheuliana (fase de la Edad de Piedra que ocupaba la mayor parte de la época glaciar) debe ser admitida como un hecho científicamente probado”. Los gigantes en las imágenes rupestres En Dorset, Inglaterra, cerca de la aldea de Cerne Abbas, una milenaria figura humana de 55 metros de largo, totalmente desnuda, empuña en amenazante gesto un garrote. Simboliza a un gigante. Para su realización, los artistas prehistóricos debieron remover unas 25 toneladas de placas de hierba hasta dejar al descubierto la capa de piedra caliza. Sin duda una ingeniosa forma de “grabado”, pero ¿obedeciendo qué impulso?, ¿qué mensaje escondido? Por lo que se sabe, “el gigante de Cerne Abbas” es hasta la fecha un enigma. Y como tal ha dado de hecho lugar a las más atrevidas especulaciones. Para el arqueólogo Stuart Piggott, por ejemplo, éste se relaciona con el culto a Hércules que se extendió a Gran Bretaña durante el siglo II, en la época del emperador Commodus, y se piensa también que su origen podría estar ligado con un culto local de la fertilidad, anterior a la invasión romana. Si bien la idea de tal culto local a la fertilidad puede quedar sugerida por el enorme miembro viril erecto del gigante, será oportuno señalar ahora que, conforme a la evidencia que a continuación veremos, el tema que involucra la representación simbólica de este gigantesco personaje no se agota en modo alguno con eso. En todo caso, la relación “fertilidad-agresividad” plasmada en la obra en cuestión tal vez no sólo encierre el concepto viril primitivo sino que además evoca una situación de amenaza cierta… Mitos, leyendas y textos sagrados: Los indicios documentales. Si los dioses de las estrellas aparecen invariablemente en el mosaico de las antiguas culturas, los gigantes, como seres vinculados a éstos, no se quedan atrás. En consecuencia, pretender realizar un análisis minucioso, partiendo de una enunciación de toda la documentación relativa a los gigantes, sería por demás excesivo a los fines aquí perseguidos. Alternativamente, veremos sí varios ejemplos sobradamente ilustrativos que le permitirán al lector abrir luego su propio juicio. De entre el cúmulo de textos sagrados de histórica importancia, la Biblia se encuentra, sin duda, entre los más influyentes, aunque más no sea por razones estrictamente socio-culturales. Por lo tanto, quizá resulte inmejorable partir de sus páginas a fin de dar con el ovillo de Ariadna imprescindible para incursionar en tan laberíntico aspecto de nuestro pasado como es aquel que avalan las pruebas, pero rechazan muchos hombres de ciencia hoy. Leemos pues del Génesis (6,4): “En aquel tiempo había gigantes sobre la Tierra (y también después), cuando los hijos de Dios se juntaron con las hijas de los hombres, y ellas concibieron; estos fueron los héroes del tiempo antiguo, jayanes de nombradía” De esta simple referencia nos está permitido extraer “ab initio” dos posibles conclusiones: 1) los gigantes habrían sido el fruto de la unión carnal de los Elohim con mujeres terrestres, es decir, el resultado de una marcada incompatibilidad genética entre aquellos tomados por dioses y las mujeres, hijas de los hombres, y 2) estos gigantes, lejos de constituir una excepción – como casos aislados -, llegaron a convertirse en una nueva raza cuya degeneración implicaba consecuencias mediatas de peligrosidad extrema. Ambos puntos serán desarrollados en breve, pero dejémoslos por ahora en suspenso. No obstante, siendo que la misma historia nos impone su camino, y aunque aún no se lo haya fundamentado aquí, el lector podrá comprobar seguidamente que tras haber transcurrido un tiempo (que no es ni más ni menos que aquel “y también después” mencionado en el Génesis) los gigantes, como raza, eran una incuestionable realidad. En tal sentido, bastará con remitirnos a los acontecimientos narrados en “Números”, “Deuteronomio” y “Samuel”. Del primero de dichos libros obtenemos información acerca de la “exploración de la tierra prometida” que ordenó se llevara a cabo el “Señor” a Moisés diciendo: “Envía sujetos principales, uno de cada tribu, a explorar la tierra de Canaán, la cual tengo que dar a los hijos de Israel” (Números 13,3). Así pues, los exploradores partieron y a su regreso…: “…dieron cuenta de su viaje, diciendo: Llegamos a la tierra que nos enviaste; la cual realmente mana leche y miel, como se puede ver por estos frutos. Pero tiene unos habitantes muy valerosos y ciudades grandes y fortificadas. Allí hemos visto la raza de Enac”. (Números 13, 28-29). Según la tradición árabe, Enac era un gigante de Palestina conocido por los hebreos también con el nombre de Anakim. Se asegura que este gigantesco individuo, y su pueblo, la raza de Enac, descendía de Ad, nieto de Cam, hijo de Noé. De Ad se decía que su estatura era tal que para construir su tienda fue necesario el empleo de los árboles más fuertes y altos de los bosques. Al parecer, por lo que siguió en el informe de los exploradores no existen indicios que nos obliguen a desestimar las tradiciones árabes. En efecto, ante el arremetedor impulso de conquista nacido en Moisés los exploradores manifestaron: “La tierra que recorrido se traga a sus habitantes; el pueblo que hemos visto es de una estatura agigantada. Allí vimos unos hombres descomunales, hijos de Enac, de raza gigantesca, en cuya comparación nosotros parecíamos langostas.” (Números 13, 33-34) Asimismo, en el “Deuteronomio”, pasajes no menos significativos confirman la presencia de gigantes como raza notablemente diferenciada. Tal confirmación apunta, y va la aclaración dirigida al lector no informado sobre las escrituras del Antiguo Testamento, a rescatar el valor histórico de este libro, el Deuteronomio, donde Moisés reitera en el primer discurso, que abarca justamente la “Sección Histórica”, todo cuanto tuvo lugar durante la búsqueda de la “Tierra Prometida”. Así, jugando limpio con el pasado, deberemos comprometer nuestra actitud en un sentido o en otro. Es decir, o tenemos por cierto que contamos con un libro que está reflejando en sus páginas la historia de un pueblo o concluimos que todo es un fraude. Los términos medios sales sobrando… A título informativo, simplemente, diremos que es oportuno tener en cuenta que en el resumen introductorio al Deuteronomio de la “Sagrada Biblia” de la Editorial Herder de Barcelona, edición de 1970, podemos leer en sus primeras líneas: “Contiene este libro tres grandes discursos de Moisés, recordando la historia de Israel…” En tal sentido, a la siguiente descripción, en cierto modo detallada, del rey Og, incluida en el relato de lo acontecido cuando se produjo el reparto de Transjordania, ¿no cabría tildarla de referencia histórica? Leemos: “Y tomamos todas las ciudades de la llanura, y la tierra toda de Galaad y de Basán hasta Selca y Edrai, ciudades del reino de Og, en Basán. Es de saber que Og, rey de Basán, era el único que había quedado de la casta de los gigantes. Se muestra su lecho de hierro en Rabbat, ciudad de los hijos de Ammón, el cual tiene nueve codos de largo y cuatro de ancho, según la medida del codo ordinario de un hombre.” (Deuteronomio 3, 10-11). Atendiendo a la necesidad de evitar inútiles exageraciones, y en virtud a la aclaración que indica el tomar en consideración la medida del codo ordinario de un hombre, es prudente limitar el cálculo a la medida aproximada de 0,444 metros por codo. De este modo, aunque el resultado al convertir codos en metros no sea tan espectacular, alcanza sobradamente para destacar la significativa talla de Og, e incluirla dentro del concepto de “gigantesca”. Al menos, y es ésta la opinión de quien esto escribe, un personaje que necesite un lecho de 3,996 metros de largo por 1,776 de ancho es un gigante… “Todo el país de Basán es llamado tierra de los gigantes” (Deuteronomio 3,13) Al parecer, otros, mucho antes, ya tenían la misma opinión. En el primer libro de Samuel hallamos otras descripciones de pesos y medidas cuya minuciosidad tiene por objeto identificar a otro gigante bíblico… seguramente no el más robusto, pero sí el más famoso: Goliat. Leemos: “Un hombre de las tropas de choque salió del campamento de los filisteos; se llamaba Goliat, de Gat, cuya estatura era de seis codos y un palmo” (Samuel 17,4). No cabe duda de que el temor reinante entre los israelitas al ver al guerrero filisteo no era en modo alguno gratuito. Siempre sujetándonos a los más modestos cálculos (es decir considerando un codo de 0,444 y un palmo de 0,222), el buen Goliat medía, en números redondos, unos 2,90 metros. Asimismo, su fortaleza física no era menos considerable… “Traía sobre su cabeza un morrión de bronce, e iba vestido de una coraza escamada, del mismo metal, que pesaba cinco mil siclos” (I Samuel 17,5). “El astil de su lanza era grueso como el enjullo de un telar, y el hierro de la misma pesaba seiscientos siclos…” (I Samuel 17,7). Según una equivalencia promedio, un siclo es igual a 11,424 gramos, de aquí se desprende que Goliat se paseaba vestido con una coraza de bronce de 57 kilos, empuñando una lanza de un peso no inferior a los 7 kilos… ¿Qué hubiera sido del joven David de haber fallado el tiro con su honda? Como quiera que la Biblia, como valioso documento histórico, abunda en referencias sobre pueblos de alta estatura, como por ejemplo los Emitas, Enaquitas, Perisitas, Refaitas, etc., incursionar en un estudio más profundo de todos ellos equivaldría a un abuso de citas que bien puede evitarse invitando al lector a recurrir al texto original de las sagradas escrituras y, de este modo, aprovecharemos las siguientes páginas ampliando nuestra información con los recuerdos de otras culturas. Así, en la mitología grecorromana se nos relatan sobradas experiencias que incluyen a titánicos protagonistas como Polifemo, aquel famoso carcelero que mantuvo prisionero a Ulises y sus doce compañeros en una cueva, tal y como nos lo contó Homero en su Odisea, u otros como Titio, Orión, Gerión, Euritión, etc. En Egipto, Tifón, hermano de Osiris, es recordado como un gigante. Sobre la mitología germana, no podemos dejar de mencionar, por ejemplo, los conocidos episodios ocurridos entre el gigante Thrym y el dios Thor, cuando el primero se apodera del martillo Mjolnir, o Mimir, el gigante consejero de la máxima divinidad Odín. En la bella epopeya sumeria de Gilgamesh, concretamente en la primera tabla, se nos presenta el héroe como un semidiós de cinco brazas de alto y nueve palmos de ancho, es decir, unos cinco metros y medio por dos metros. La leyenda de Melu en Oceanía o la de Litaclane entre las tribus de África sudoriental, u Ocun adorado en África central como introductor del hierro entre los hombres, no escapan a la regla general. También el incansable Herodoto nos habla de gigantes en sus “Historias” al mencionar el hallazgo, en Tegea, una antigua ciudad de la Arcadia, de un sarcófago de siete codos de longitud (aproximadamente 3,10 metros) cuyo interior contenía un cuerpo de idéntico tamaño. Purusa es el nombre del “gigante primario, el varón cósmico de cuyo sacrificio ritual surgió el mundo”, según lo describe un himno del Rig-Veda. P’an Ku es recordado en China no sólo como el “gran creador” sino también como un gigante. Asimismo en Japón, colosos como Soki o los guardianes de las puertas celestiales, conocidos como Nyo, han sido representados en numerosos templos. En Europa septentrional es conocida la leyenda del gigante Ogro y su poca agradable costumbre de alimentarse con carne humana. La historia de los pueblos americanos no es ajena a la cuestión y recoge datos de su existencia. Tal es el caso de los aztecas, quienes en el llamado “Segundo Periodo del Mundo” relatan: “En aquella época vivían gigantes. Los antiguos hablaban de su pasado…Tezcatlipoca se convirtió gracias a su divinidad en Sol, y todos los demás dioses crearon a los gigantes, que eran hombres de gran altura y fuerza, que podían arrancar a los árboles de cuajo”. A su vez, el Popol-Vuh, libro sagrado de los mayas-quichés, nos dice que en los tres periodos, entre los diluvios, hubo gigantes. Asimismo, en el “Manuscrito mexicano de Pedro de los Ríos” leemos: “Antes del diluvio, que se produjo 4.008 años después de la creación del mundo, la tierra de Anahuac estaba habitada por los tzocuillixecos, seres gigantescos, uno de los cuales tenía por nombre Xelua…” Por su parte, el cronista Bernal Díaz del Castillo, integrante de la nefasta incursión de Hernán Cortés, fue informado por los sabios indígenas que en otro tiempo habían existido hombres de elevada estatura y muy malvados, que fueron muertos en gran número. Como prueba, se dice, entregaron a Cortés un fémur que igualaba en altura a un hombre de talla normal, el cual el conquistador envió a su rey. Ciertamente, referencias histórico-mitológicas como éstas abundan hasta lo increíble en todos los rincones del mundo y requerirían volúmenes su completa mención. No obstante, llegado este punto, dedicaremos aún nuestra atención a un valioso documento histórico que nos acerca la visión de gigantes a tiempos menos remotos. “Notizie del Mondo Nuovo con le figure de paesi scoperti descritte de Antonio Pigafetta, vicentino, Cavagliero di Rodi” es el título original de la obra de aquel joven secretario de Hernando de Magallanes donde quedaron relatados interesantes testimonios, de primera mano, acerca de gigantes vivos. Cabe acotar que la cita que a continuación se transcribe, según la traducción del reconocido filólogo chileno José Toribio Medina, es la resultante del testimonio directo de Pigafetta como tripulante de la nave almirante de Magallanes, al tocar puerto en la actual República Argentina exactamente a los 49 grados y 30 minutos de latitud Sur. “Transcurrieron dos meses antes de que avistásemos a ninguno de los habitantes del país (alrededor del 20 de abril). Un día en que menos lo esperábamos se nos presentó un hombre de estatura gigantesca. Estaba en la playa casi desnudo, cantando y danzando al mismo tiempo y echándose arena sobre la cabeza. El comandante envió a tierra a uno de los marineros con orden de que hiciese las mismas demostraciones en señal de amistad y de paz; lo que fue tan bien comprendido que el gigante se dejó tranquilamente conducir a una pequeña isla que había abordado el comandante. Yo también con varios otros me hallaba allí. Al vernos manifestó mucha admiración y levantando un dedo hacia lo alto quería sin duda significar que él pensaba que habíamos descendido del cielo. Este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura…” Resulta conveniente aquí dejar constancia de que el joven autor italiano, lejos de ser afecto a las exageraciones, era sí un atento observador que sabía hacer gala de un minucioso poder de descripción, evidenciado no sólo cuando informa acerca de la vestimenta y utensilios que portaba el gigante sino cuando detalla el aspecto de la piel de guanaco que colgaba de sus hombros, un animal del todo desconocido por los europeos: “Su vestido, o mejor dicho, su capa, era de pieles cosidas entre sí, de un animal que abunda en el país, según tuvimos ocasión de verlo después. Este animal tenía la cabeza y las orejas de mula, el cuerpo de camello, las piernas de ciervo y la cola de caballo, cuyo relincho imita.” En tal sentido, debemos otorgar validez también a las otras descripciones de Pigafetta que nos hablan de la enorme fortaleza física de estos titanes que luego pasaron a la historia con el nombre de Patagones. Leemos al respecto: “El comandante en jefe mandó darle de comer y de beber, y entre otras chucherías, le hizo traer un gran espejo de acero. El gigante que no tenía la menor idea de este mueble y que sin duda por primera vez veía su figura, retrocedió tan espantado que arrojó por tierra a cuatro de los nuestros que se hallaban detrás de él.” Pero más significativos resultarán estos otros fragmentos: “Seis días después, algunos de nuestros marineros vieron otro gigante… Este hombre era más grande y mejor conformado que los otros, poseía maneras más suaves y danzaba y saltaba tan alto y con tanta fuerza que sus pies se enterraban varias pulgadas en la arena.” No obstante, quizá la demostración más acabada de la fuerza de estos descomunales nativos tuvo lugar cuando Magallanes ordenó capturar a dos de los más jóvenes exponentes de esta raza para ser llevados a Europa, para asombro de los aristócratas. Escribió Pigafetta: “Quiso el capitán retener a los dos más jóvenes y mejor formados para llevarlos con nosotros durante el viaje a España; pero viendo que era difícil apresarlos por la fuerza usó el artificio siguiente: dióles gran cantidad de cuchillos, espejos y cuentas de vidrio, de tal manera que tenían las dos manos llenas; enseguida les ofreció dos de esos anillos de hierro que sirven de prisiones (grilletes encadenados) y cuando vio que deseaban mucho ponérselos porque les gusta muchísimo el hierro, y que no podían tomarlos con las manos, les propuso ponérselos en las piernas…consintieron…y entonces nuestros hombres les aplicaron las argollas de hierro de manera que se encontraron encadenados. Tan pronto como notaron la superchería se pusieron furiosos, aullando e invocando a Setebos, que es su demonio principal…habiendo nueve de nuestros hombres más fuertes bastado apenas para arrojarlos al suelo y atarlos, aun así uno de ellos lograba desatarse en tanto que otro hacía tan violentos esfuerzos que nuestros hombres le hirieron en la cabeza…” Por cierto que este capítulo de la historia de la conquista del Nuevo Mundo no terminó de manera muy distinta que otros. Los Patagones consiguieron huir bajo el fuego de los españoles mientras que los dos jóvenes gigantes capturados perecieron en alta mar antes de que la nave atravesara el Ecuador. Ahora bien, si de hecho Pigafetta tuvo su “primicia” al narrar sobre la existencia de estos titanes sudamericanos, en modo alguno conservó la “exclusiva”. Ya que, en efecto, algunos años más tarde un desconocido compañero de viaje del Capitán Byron, del buque inglés “Delfín”, escribía en su libro titulado “Viaje alrededor del mundo” con referencia a los Patagones: “Su estatura media nos pareció ser de diez pies y aun mayor en muchos casos. No empleamos ninguna medida para comprobarlo, pero tenemos motivos para creer que más bien disminuimos que exageramos la talla.” Es decir, que tales nativos contemplaban el mundo desde los 2,80 a 3 metros de altura… Ya en 1578 se suma el testimonio del famoso Sir Francis Drake y luego el de otros conocidos viajeros como Pedro Sarmiento. Por el recordado Peter Kolosimo (“No es Terrestre”) nos enteramos que “a comienzos de 1700, los gigantes habían desaparecido de la costa, pero las autoridades españolas de Valdivia, Chile, hablaron repetidamente, en 1712, de una tribu de seres de casi 3 metros de altura, establecidos en el interior de la Patagonia.” Hallazgos arqueológicos: Los indicios tangibles. Dado que nada nos obliga a seguir una cronología que siga cada uno de los blancos en los que se clava la “flecha del tiempo”, y siendo que de los Patagones estábamos hablando, bien podemos con ellos. Y enterarnos que, en 1962, en la Patagonia chilena, un indígena de nombre Hueichatureo Chicuy cumplía con su diaria faena como obrero agrícola en una estancia en las “Torres del Paine”, no lejos de la ciudad de Punta Arenas, cuando se topó con un sospechoso túmulo que despertó su curiosidad como entusiasta coleccionista de boleadoras y puntas de fecha que era. Al cavar no fueron precisamente boleadoras lo que halló, sino una enorme y negruzca tibia humana. Los cálculos antropométricos efectuados posteriormente lograron determinar la estatura del extinto dueño de tan descomunal extremidad: ¡3 metros! No obstante, como consta en los mitos y leyendas, la talla de estos seres es bastante variada, ignoramos por qué, y lo mismo se evidencia en los restos descubiertos hasta el presente. Veamos. En el Sudeste de China, el paleontólogo Dr. Pei Wen Chung desenterró restos, en buen estado de conservación, pertenecientes a un hombre cuya estatura se aproxima a los tres metros y medio. Frágiles y ennegrecidos huesos humanos, incluyendo el cráneo, salieron a la luz en Gargayán, Filipinas. Su dueño había alcanzado los cinco metros y medio de altura. En Túnez, exactamente en Chenini, se encontró un cementerio de gigantes cuyos esqueletos medían algo más de tres metros. Cerca de la ciudad de Bathurst en Australia, el director del Mount York Natural History Museum, Dr. Rex Gilroy, descubrió huellas gigantes de 60 x 18 cm. Además de una enorme columna vertebral, una muela de casi 6 cm de largo y enormes hachas, garrotes y utensilios. Por su parte, enormes picos con un peso aproximado de cuatro kilos se hallaron en Siria, en las cercanías de Safita, como así también en Ain Fritisa, Marruecos. En Norteamérica, significativos descubrimientos merecen atención. Durante unos trabajos de excavación realizados en la localidad californiana de Lampock Ranch algunos soldados extrajeron, en 1833, un esqueleto de 3,65 metros, junto a hachas y ¡bloques grabados con extrañas inscripciones! En Nevada, en las colinas de Spring Valley, cerca de Eureka, durante 1887, buscadores de metales preciosos desenterraron una pierna humana seccionada a la altura de la rodilla con una medida de 99 cm. Según los cálculos correspondía a un ser similar en estatura al citado precedentemente, es decir, de unos 3,65 metros… En Glen Rose, Texas, en el lecho del río Paluxy, el Dr. C.N. Dougherty descubrió enormes pisadas humanas de 54,61 cm. de largo por 13,97 cm. de ancho; algunas de ellas pueden ser observadas por los turistas en el interior de ese parque nacional. No menos intrigantes resultan las huellas a las que hace referencia Peter Kolosimo en “No es Terrestre”, citando a Ronald Charles Calais: “En las cercanías de Brayton, en las fuentes del río Tenessee, pueden admirarse huellas de pies humanos en lo que hoy es roca sólida. Tales pies tendrían seis dedos y una longitud de 33 centímetros. Junto a ellos se advierten las señales dejadas por unos zapatos gigantescos, de 20 a 26,5 centímetros de anchura, más o menos.” ¿Pies de seis dedos? Pues sí, semejantes a los descritos en la Biblia, en el “Segundo Libro de Samuel” (21,20): “La cuarta guerra fue en Get, donde se presentó un hombre de estatura descomunal, que tenía seis dedos en cada mano y en cada pie, esto es, veinticuatro dedos, y era de la raza de Arafa.” Y es también Kolosimo, en su obra citada, quien nos recuerda que: “en Crittenden, Arizona, una brigada de obreros descubrió, en 1891, excavando cimientos de un edificio, un sarcófago que contenía un ser humano de tres metros de estatura y con seis dedos en los pies.” CREOREVIENTA

EL PORTAL ESTELAR DE TUTANKAMÓN

La forma de los techos de las capillas está sugiriendo la idea de concentrar la vibración al santuario siguiente y así sucesivamente hasta que la vibración o sonido alcanzara el sarcófago de granito y su tapa (que tiene la misma forma extraña como el techo de los templos y fue encontrado roto por Howard Carter). El Tabernáculo estaba cubierto con diez capas de pieles y telas de lino y las cortinas interiores eran también de lino. Puedo especular más que toda la tumba era una vibración telúrica, cosechadora de sonido. Si usted estudia las formas muy extrañas de las otras tumbas del Valle de los Reyes, se dará cuenta de que hay una evidente semejanza a las catacumbas o a otros espacios vacíos en las principales Iglesias Cristianas (la Basílica de San Pedro)!Tengo que subrayar que todas las tumbas del Valle de los Reyes fueron excavadas de acuerdo con las venas calcáreas encontradas durante la talla. Estoy seguro de que tiene que ver con las propiedades acústicas de cada sitio. Parece que cada tumba estaba específicamente sintonizada de acuerdo a la estructura geológica.Una pregunta obvia que surge es ¿qué tiene que ver lo anterior con el Arca de la Alianza? Me enteré de que estamos tratando con el mismo concepto tecnológico y el uso de la energía electrostática con un diseño ligeramente diferente (ver Éxodo 26 - El Tabernáculo). La mejor paralelismo entre el antiguo Egipto y la Biblia es en el libro de Edward H. Sugden "La deuda de Israel a Egipto - Israel’s Debt to Egypt". El parecido entre la tecnología de entierro de Tutankamón y el Arca es cristalina. Pero tengo que decir que el Arca estaba destinada a funcionar ÚNICAMENTE como una compleja máquina portátil los otros elementos puestos todos juntos! El entorno de granito fue proporcionado por el área de alta sismicidad de la Península del Sinaí en sí. Era imposible cargar el Arca a su máxima capacidad sin el patio y el Tabernáculo. Los polos del Tabernáculo y del patio eran la energía telúrica o recolectores de vibración que estaban enfocados en el Arca de la Alianza del Lugar del Santísimo. El Arca contenía probablemente 2 capas de cristal de cuarzo como material piezoeléctrico resonante. La descripción bíblica del Tabernáculo, el patio y el Arca de la Alianza es extremadamente precisa con el fin de hacer que funcione.Y ahora viene una parte muy interesante! Hace algunos años fueron descubiertos y producidos como parte de un proyecto de una Red de Infraestructura Nacional de Nanotecnología financiado por DARPA , cosechadores piezoeléctricos de vibraciones de energía! Estos recolectores de energía están sintonizados a la frecuencia de un motor, por ejemplo, y cuando resuenan producen electricidad. El objetivo es reemplazar las baterías recargables, ya que eran respetuosos del medio ambiente y podían funcional hasta 20 años sin reemplazo! Pero también pueden ser utilizados como sensores inalámbricos, ya que tienen la propiedad de emitir ondas de radio y se comportan también como micrófonos! Ellos pueden ser interceptados y esto inició un debate inmediato tan pronto como los recolectores de vibración fueron presentados al público. Leer: MEMS piezoeléctrico aumenta la vibración cosechadora (Piezoelectric MEMS boosts vibration harvester) La recolección de energía vibracional con la Volture (Harvesting Vibrational Energy with the Volture) Recuerde que la voz de Dios era generada entre los dos querubines de la tapa del Arca. ¡Extraña coincidencia! Otras características de la tumba de Tutankamon pueden ser conectadas a una fuerza electrostática. El interior del sarcófago de granito muestra signos de destrucción en las paredes interiores y como he dicho anteriormente, la tapa estaba rota. La momia fue hallada carbonizada. Christopher Dunn también encontró evidencia de una gran destrucción en la Gran Pirámide y marcas de quemaduras en el cierre de la Gran Galería. Otro elemento que interpreto coma tecnología sagrada es representada por todo el exterior de la capilla más exterior, como una sucesión de dobles pilares Djed y "nudos" Tiyt. Más en su explicación erudita aquí. Pero la interpretación de los pilares Djed como aisladores eléctricos, la doble sucesión de símbolos sobre un fondo azul de loza sugiere que Tiyt es también un dispositivo eléctrico. Se puede explicar como una advertencia de electroshock y también como un circuito eléctrico. Tengo que mencionar que el azul es el color que representa a todas las cosas de origen celestial y el natrón era utilizado para obtenerlo. ¡También es llamado azul egipcio! Los detalles son más intrigantes, sugiriendo un complejo de recolección y transporte de energía, y un efecto dual o pulsátil! Las 7 líneas podrían representar la distancia de seguridad entre los dos pares de dispositivos. Un codo real es 52.5 centímetros y está dividido en 7 palmas. ¿O estamos tratando también con pinceles? La fricción genera energía electrostática, ¿recuerda? Una interesante comparación visual se puede hacer con baterías de tarros Leyden. Incluso las carpetas redondas del Tiyt muestran la capacidad de evitar el efecto de descarga de corona. tro rasgo curioso es que la mayoría de los santuarios egipcios eran acarreados, no sobre ruedas, sino que en trineos! ¿Por qué usar trineos? Esto hace más difícil de mover cosas tan pesadas, debido a la fricción creada con la arena y las piedras. La explicación que dan los eruditos, de que los antiguos egipcios no conocían la rueda es absolutamente estúpida. Los antiguos egipcios tenían carruajes de guerra provistos de ruedas y una escritura completa y matemáticas superiores, astronomía y así sucesivamente! Pero volviendo a estos curiosos trineos, puedo decir que arrastrándolos en el suelo era una forma muy efectiva de obtener una carga electrostática de los santuarios. Por cierto, incluso los tarros canópicos eran colocados en un sarcófago de alabastro en el interior de un santuario de madera dorada sobre trineos! Todos los dioses egipcios representados por estatuas también fueron cubiertos con paños de lino y "energizados" siendo colocados en dorados altares de madera sobre trineos! ¿Fue este tipo de energía electrostática utilizada para polarizar la carga eléctrica en bloques de granito, para moverlos como un tren de levitación magnética? ¿Cuál es la importancia de la música sagrada en esta tecnología? Es conocido que cada templo tiene su propio grupo de cantantes. También los antiguos egipcios conocían muy bien las propiedades de resonancia de sus instrumentos musicales con el fin de construirlos y afinarlos. ¡Los cantos religiosos tienen que seguir precisas frecuencias de vibración de sonido, incluso hoy en día! Si mi teoría es confirmada por los estudios científicos holísticos, surgen un par de preguntas importantes: ¿Qué poder podían generar las momias del toro sagrado Apis, colocadas en el enorme sarcófago de granito del Serapeum? ¿Qué pasa si un completo dispositivo de entierro, similar al de Tutankamón es colocado en la cámara del Rey de la Gran Pirámide de Giza? Si este era también un dispositivo inalámbrico de comunicación, ¿con quien estaban hablando? ¿De dónde obtuvieron los antiguos egipcios su conocimiento? ¿Es esa la principal fuente de poder de la verdadera Puerta Estelar de los Dioses? ¿Fue construido como un alma, un refuerzo de la conciencia, a las estrellas? ¿Los ángeles caídos, habrían realmente caído con una nave espacial y se quedaron varados en la Tierra? ¿Tuvieron éstos que utilizar hasta los cuerpos muertos de sus compañeros con el fin de "llamar a casa"? bibliotecapleyades.net

sábado, 25 de mayo de 2013

Si el Planeta Tierra tuviera los anillos de Saturno

Una de las maravillas del Sistema Solar son los anillos de Saturno, el planeta que justamente se caracteriza por mantener en sus alrededores un vistoso cinturón de material espacial que, visto a la distancia, se observa como un ornamento cósmico invaluable, un distintivo que lo destaca por encima de otros cuerpos celestes. En un ejercicio de imaginación que nos hace imaginar cómo se ve ese anillo desde el planeta que lo posee, Ron Miller, en el sitio io9, nos ofrece una serie de imágenes en los que superpone dicha formación a la Tierra. Por ejemplo; en el Ecuador, los anillos se verían como una línea partiendo verticalmente el horizonte como podemos ver en la siguiente ilustraciónEn nuestro caso, como bien sabemos, es posible que nuestro planeta sea uno de los menos afortunados en ese sentido. Otros tienen decenas de lunas, anillos, ciclos de rotación sorprendentes y otras cualidades que en poco o nada se asemejan a las de nuestro planeta, lo cual sin duda nos hace preguntarnos cómo sería si al alzar la vista en la noche nos encontráramos no con una sola Luna, sino, quizá, con 3 o 4, cómo sería si nuestros días duraran 10 horas terrestres como en Júpiter o 58 de nuestros días como en Mercurio. Cerca del Trópico de Capricornio (por ejemplo, en Polinesia), la sombra de la Tierra afectaría la forma de los anillosEn Washington (a 38° de altitud), los hipotéticos anillos terrestres serían un arco visible día y nocheEn las inmediaciones del Ártico (en Nome, Alaska, por ejemplo), los anillos destacarían por su intenso brillo, una suerte de elevación luminosa que daría tanta luz como una luna llena; igualmente serían visibles de día y de noche, siempre en el mismo punto.En Guatemala la luz reflejada en el anillo haría más visible de lo usual el lado oscuro de la Luna.Los dibujos de Miller, en este sentido, son un estimulante ejercicio creativo que viene acompañado, además, de una interesante explicación sobre el anillo de Saturno y la posibilidad de que la Tierra tuviera uno similar. De hecho, como escribe el autor, nuestro planeta alguna vez tuvo uno, como parte de la formación de la Luna. Cuando el planeta Thea impactó con la Tierra, el material resultante de la colisión estuvo orbitando en torno a esta última, hasta que eventualmente se convirtió en nuestro único satélite natural. En el fenómeno estuvo implicado algo que se conoce como el límite de Roche, en honor del matemático francés Edouard Roche, quien en 1848 calculó que si un satélite natural sobrepasa determinada distancia de rotación con respecto al planeta orbitado, entonces este lo puede expulsar, en razón de la fuerza gravitacional implicada, esto porque la fuerza de atracción no es la misma siempre: es más intensa sobre el lado de la luna más cercano al planeta, y viceversa. En el caso de Saturno, el anillo se mantiene porque el material cósmico orbita justo en el límite de Roche. Existen otras teorías al respecto, las cuales también explican por qué la Tierra no tiene un anillo o, dicho de otro modo, por qué pudo haberlo tenido

jueves, 23 de mayo de 2013

El ancestral piloto guatemalteco

Dispersos en toda América Central, los restos de los edificios e instalaciones, diseñadas para dar soporte a aeronaves tripuladas y otros vehículos autopropulsados ​​yacían en ruinas. Fueron utilizados y mantenidos Estos antiguos aeropuertos, miles de años antes de los aztecas salieron a la escena, por un pueblo desconocido que poseen un conocimiento avanzado de la cosmología, la aeronáutica y otras ciencias. El más notable de estos aeropuertos es Teotihuacan, justo al sur de la Ciudad de México Con su pista central masivo y las vainas y las plataformas de apoyo a una amplia variedad de aviones, Teotihuacan fue uno de los mayores centros turísticos en el América y puede haber transportados miles de personas en todo el planeta en una base diaria. Ancianos Tierra: Descubrimientos sorprendentes de nuestro planetas Pasado Distante, cuenta con un número de estos primeros aeropuertos y las reliquias de varios lugares del mundo. Usted puede preguntar - ¿cómo sabe él que eran los aeropuertos, y qué pruebas tiene de que el transporte aéreo era su propósito diseñado? A esto yo puedo responder en tan sólo dos palabras, la fotografía por satélite (o imágenes.) Muchos de estos antiguos aeropuertos puede haber sido modificado en los años siguientes un cataclismo global que arrasó el planeta limpio de las civilizaciones que ocuparon ellos, pero estas modificaciones eran a edificios, pistas y otras características que apoyaron el levantamiento off y aterrizaje de las aeronaves Las pistas para estas instalaciones se pueden encontrar en los restos de los marcadores y otros elementos en tierra que fueron diseñados para piloto de la aeronave de ver y de a bordo ajustes instrumentos. En mi búsqueda de pruebas o reliquias del pasado aeronáutico de América Central, he descubierto una serie de artefactos que ponen de relieve, lo que debe haber sido, una sofisticada industria de los viajes espaciales y aéreo. Sin registros escritos de usar, y muchos edificios modificados en los años posteriores a estas personas y sus máquinas se consumieron en un cataclismo mundial, mi búsqueda se ha llevado a cabo en el museo, pre colombinas subastas, colecciones privadas, y lo más importante, las tradiciones nativas de las que quedan. En este breve artículo, voy a destacar uno de los mejores ejemplos de antiguos artefactos del transporte aéreo con un descubrimiento que hice en 2009, "El piloto guatemalteco." Descubrí la pequeña estatuilla en una subasta de eBay en el otoño de 2009. Al haber viajado extensamente por México - Sabía que los saqueadores estaban vendiendo artefactos por miles para cualquiera que esté dispuesto a pagar su precio de venta, y eBay era una de las mejores fuentes para una operación rápida El vendedor afirma que la pequeña figura salió de Guatemala y fue parte de una colección recuperado de una parte remota de Tikal. Aproximadamente 3.5 pulgadas de alto por 2 y ¾ ​​pulgadas de ancho, la figura lleva lo que puede ser considerado como un traje de presión. Su casco, que cubre por completo la cabeza, gafas protectoras y máscara parecen ser parte adjunta y de un panel de pecho. Debido a que estamos completamente en una pérdida para explicar la ciencia detrás del desarrollo de su equipo - sólo podemos especular sobre el dispositivo redondo colocado en el centro de su pecho y los objetos que yacían debajo de su cinturón y completar su traje Él es una figura completa, a excepción de los antebrazos derecho e izquierdo y las piernas, que pueden haber sido dañados cuando fue removido de, lo que debe haber sido un avión. Una cosa a tener en cuenta es todo el juego en su conjunto. El piloto lleva un traje de presión parcial y no un traje de presión total que se requiere para los viajes fuera de la atmósfera de la Tierra. ¿Qué es un traje de presión? Un traje de presión es un traje de protección usados ​​por pilotos de altura que vuela a altitudes donde la presión del aire es demasiado baja para una persona sin protección para sobrevivir Estos trajes pueden ser full-presión (es decir, un traje espacial) o presión parcial (como el usado por la tripulación aérea). Trajes de presión parcial trabajan proporcionando mecánica contra-presión para ayudar a la respiración en la altura. La región desde el nivel del mar a alrededor de 10.000 pies (3.000 m) se conoce como la zona fisiológica-eficiente. Los niveles de oxígeno son por lo general lo suficientemente alto para que los humanos funcionan sin oxígeno suplementario y la enfermedad de descompresión es raro. Tengo la firme sospecha de que la cifra era parte de un pedazo más grande que puede haber sido similar a la del cohete Estambul descubierto por Zacharia Sitchin hace más de una década, con el piloto sentado en la cabina del vehículo.Esto debe haber sido suficiente detalle recuerdo o un juguete y siempre debe ser apreciado como un recordatorio de que el piloto de tamaño completo y la artesanía. He proporcionado una serie de comparaciones de juguete moderno y pilotos modelos con trajes similares, por lo que puedo ver los diferentes componentes de cada uno. En conclusión, lo que está viendo es parte de una historia desconocida de nuestro mundo, deliberadamente al margen de los registros históricos y las revistas, ya que no cabe en una perspectiva lineal del tiempo. Artefactos como este piloto no son aceptables para los arqueólogos, antropólogos, y cuando lo encuentra, se almacenan o se colocan en las bóvedas de distancia de la visión del público en general. Sin embargo, los tiempos están cambiando, y me he dedicado a desentrañar algunas de las verdades de nuestro pasado--creorevienta--

lunes, 20 de mayo de 2013

Imhotep

Pocas personas han dejado de escuchar alguna vez el nombre de Ramsés, faraón que vivió durante el siglo XIII antes de Cristo: fue un gran guerrero que logró rechazar una invasión del pueblo hitita. Pero no fue por esta razón que ha logrado ser conocido entre nosotros. Su fama se la debe al descubrimiento de sus restos, en 1881. No hay quien no haya contemplado alguna vez en fotografía la momia de Ramsés, cuya cabeza se ha conservado perfectamente, con todo y sus cabellos rojizos; y su pésima dentadura ha venido a demostrar que debió sufrir en vida muy malos ratos. Su hijo, en cambio, hubiera pasado desapercibido de no haber ordenado quemar en cierta ocasión un libro que consideraba altamente peligroso. Se llamaba Khaunas y tuvo ocasión de conocer una obra misteriosa, escrita por un personaje legendario acerca de cuya existencia muy poco logró averiguar. Contenía el libro terribles secretos. Su lectura concedía poderes sobre las cosas de la tierra, del cielo y del mar, revelaba una receta para resucitar a los difuntos y para dar órdenes a las personas, por lejos que se encontrasen. Quien leyera este libro sabría mirar al sol cara a cara, así como comprender el lenguaje de los animales. ¿Qué clase de libro era aquél que ordenó el faraón Khaunas tirar al fuego? ¿Un texto científico que no supo descifrar y por esta razón, igual que ha sucedido cada vez que un hombre ignorante se ha encontrado con algo superior a su entendimiento, le resultó más sencillo suprimirlo? ¿Existió en realidad aquella obra maldita o quiso inventar el episodio un cronista de la época, para rendir homenaje al buen juicio del soberano o para burlarse de las generaciones venideras? Hay Pruebas De Que El Libro Existió Por fortuna, de vez en cuando se realizan en Egipto hallazgos que vienen a aclarar en parte algunos puntos oscuros de la historia. Unos arqueólogos encontraron en 1828 una estela de piedra del siglo IV anterior a nuestra era, cuya traducción informaba sobre el texto mencionado y aludía además a otras propiedades del mismo y al nombre del autor. Coincidía con el que dio el temeroso faraón: el divino Toth, a quien los antiguos egipcios representaban con cabeza de ibis, el ave sagrada del Nilo, a causa de su enorme sabiduría. ¿Y quién fue ese personaje llamado Toth? Toth se presentó en Egipto procedente de un país situado más allá de donde se oculta el sol. Es decir, que vino del oeste, igual que otros dioses del firmamento egipcio. Su nombre recuerda de manera sospechosa al God anglosajón y al Gott germánico, pero de acuerdo con algunos estudiosos del tema tiene un origen atlante: Toth deriva de Tehutli. ¿Cuál era entonces el origen de ese Toth de quien se expresaban con tanto temor y respeto los egipcios? ¿Arribó de la Atlántida antes de ser borrado del mapa el legendario continente hundido en el océano en el corto plazo de una noche y un día? ¿De la lejana Hiperbórea acaso, llamada Tierra de Thule en las tradiciones escandinavas, que pudo estar entre Groenlandia e Islandia y que algunos autores identifican con la Gran Bretaña? ¿De las vecinas tierras del Sahara, antes de ser devoradas por las arenas del desierto? ¿O de un planeta ajeno al nuestro, según es opinión de quienes se han dedicado al estudio de los ovnis? Debía Poseer Un Oculto Significado Cuando Toth pretendía enseñar, por medio de su libro, a mirar el sol cara a cara, sin temor a dejar ciego a nadie, ¿qué deseaba decir? Posiblemente encerraba el texto un simbolismo difícil de aclarar: ¿que no se debe temer a la verdad y que es preciso enfrentarse a la realidad sin miedo a las consecuencias? Pero también pudo aludir el sabio a un instrumento que serviría para contemplar el Sol, los planetas y las luminosas estrellas, de cuya observación resultaría el cálculo de las fechas en que se producirían los eclipses. Y quién sabe si el tratado en cuestión contenía también secretos de medicina y de alquimia.Cuando el faraón Khaunas ordenó la destrucción del libro de Toth -del cual, afortunadamente, lograron salvarse algunos fragmentos-, había pasado otrora su país por lo mejores tiempos. Encontrábase Egipto en decadencia desde hacía un buen número de siglos. Muchos documentos del pasado habían sido destruidos, porque no eran comprendidos, igual que sucedería durante la Edad Media en Europa, cuando fueron quemados valiosos testimonios de la antigüedad. Por fortuna, en el caso de Egipto llegaron un día los griegos a Egipto y quedaron tan admirados ante lo que vieron y ante lo que adivinaron, que se apropiaron de muchas cosas. Entre ellas, la figura del dios Toth. Le cambiaron el nombre y lo convirtieron en Hermes Trismegisto, tres veces grande, supuesto fundador de la alquimia además de auténtico sabio, al decir de los filósofos esoteristas. Pero no fue Toth el único ser excepcional que, habiendo llegado del oeste, pasó su nombre a poder de los griegos. Entre los dioses egipcios que los griegos harían suyos estaba Imhotep, quien realizó grandes cosas en Egipto. Además de ser el arquitecto de las primeras pirámides egipcias conocidas, que eran escalonadas y las levantó en la zona de Saqqarah, fue un médico genial. Poseía una técnica inigualable para realizar todo género de intervenciones quirúrgicas. Entre las más complicadas estaban la trepanación y las operaciones del corazón. Y existen testimonios que lo prueban. Un documento escrito en lengua copta hallado hace unos años en la ciudad de Alejandría -los coptos eran cristianos de Egipto que decían descender de los antiguos habitantes del país-, que afirmaba ser copia de otro muy anterior, informaba acerca de cierta operación realizada con éxito notorio en tiempos de Djoser, faraón de la III Dinastía, que reinaba en Egipto en tiempos del famoso sabio Imhotep. El papiro describía la operación en detalle: un oficial de la guardia recibió un lanzazo en el corazón, pero Imhotep, utilizando una técnica sorprendente, realizaría un trasplante de la víscera que devolvería la vida al militar. Esculapio Y El Origen De La Vida Debió saber tanto este Imhotep que, con justa razón, sus contemporáneos lo considerarían poco menos que un dios. A partir de su muerte era lógico que sus proezas crecieran de tamaño. Los griegos se fijaron en su persona y tomaron a Imhotep como modelo para crear a Esculapio, dios de la medicina. Y para hacerlo más suyo le dieron a Apolo, el rubicundo dios solar, de padre. El símbolo creado por Esculapio había pertenecido a Mercurio, pero en sus manos se convertiría en el símbolo de la profesión médica. Dice la leyenda que Esculapio encontró un día en su camino a dos serpientes que luchaban furiosamente entre sí. Interpuso entre los dos reptiles su bastón y ambos se enroscaron al mismo hasta quedar inmóviles. Así se formó el caduceo, que ha sido adoptado por todos los médicos del mundo occidental como su símbolo. Quienes se dedican al noble oficio de curar suelen pegar en el cristal de su automóvil una calcomanía con figura de bastón con dos serpientes enrolladas sin detenerse a pensar que su origen es completamente absurdo. Ninguno ha caído en la cuenta de que este caduceo posee una asombrosa semejanza con la molécula en espiral del ácido desoxirribonucleico, más conocido como ADN, elemento primordial de la vida que rige la herencia biológica y cuya estructura es conocida desde hace unos pocos años nada más. ¿Se trata de una simple coincidencia el hecho de que el caduceo y la estructura de la molécula de ADN, tal como aparece en los tratados de biología, sean casi iguales? ¿Significa, por el contrario, que Imhotep sabía sobre medicina mucho más de lo que se suponía? ¿Acaso en la historia anterior a la conocida existió una ciencia avanzadísima que se perdió a causa de una catástrofe de proporciones gigantescas o a falta de hombres capacitados para perpetuar sus secretos? Pero, regresando con Toth, bueno será saber que, además de la escritura que enseñó a los egipcios, se atribuía a este ser divino la redacción del Libro de los Muertos y la creencia, que se extendió a partir de entonces entre los egipcios, de que las almas de los difuntos viajaban a un lejano país llamado Amenti, situado al oeste, de donde resucitarían cuando llegase el momento. ¿Era ese Amenti el país de donde procedía Toth, una especie de paraíso perdido cuyo recuerdo jamás se borró de su memoria y hablaba de él a todas horas, con encendidos elogios, a los habitantes del país que deseaba civilizar? ¿Fueron Toth e Imhotep los únicos maestros que arribaron a Egipto procedentes del oeste? --creorevienta--

Cuál es el secreto que se esconde debajo de la Esfinge?

Seguramente habrán escuchado de la camara secreta debajo de la esinge, la cual contiene documentos y artefactos del mundo antiguo antes del diluvio, basicamente la historia entera de la raza de Atlantis. Samael Aun Weor ha hablado de esta camara secreta. Obviamente el descubrimiento de la misma podría cambiar la humanidad por completo, ya que las teorías darwinistas y sobre el supuesto origen del hombre moderno se derrumbarían, quizá incluso dandole más atención al misticismo. Según se dice, la camara secreta ya fue descubierta, solamente que no se ha dado a conocer publicamente los detalles, los documentos y los objetos alli encontrados. Entre las cosas mas relevantes que se descubrieron fue: 1- Condensadores y acumuladores de Natron, con esto se corrobora que los egipcios y los atlantes tuvieron acceso a la electronica. 2- Fracmentos de material proveniente de Marte. 3- El nombre secreto del Arquitecto Abu al-Hawl, responsable de la construccion de la esfinge 4- En las paredes de la recamara se puede encontrar la historia de los Usirs quienes iniciaron la civilización egipcia en la 3era sub-raza de la raza Aria, y tambien se lee que dichos individuos sagrados tienen origen extra terrenal, no son del planeta tierra 5- Hay en la camara hermetica un Yaneck que sirve para cristalizar todo lo que se imagine 6- Hay 7 codigos aun sin develar y estan relacionados con los multiplos del ADN metabolizado en Horuzerom el prototipo del hombre galactico 7- Unas llaves que abren las puertas de nueve templos secretos aun sin encontrar. Desde la década de 1930 ya se vino investigando esta cavidad bajo la Esfinge, a cargo de la ARE, Association for Research and Enlightenment, (Asociación para la Investigación y la Iluminación) fundada por Edgar Cayce en 1931. A partir de esa fecha, esta Sociedad patrocinó diversos proyectos encaminados a la comprobación real de las salas ocultas propuestas por Cayce, contando para tal fin con organismos como la Universidad de Ain Shams del Cairo o el Instituto de Investigaciones de Stanford, SRI. Las prospecciones y sondeos dieron como resultado la localización de vacíos en el terreno, en los mismos lugares referidos por el . Edgar Cayce situó la cultura pre-egipcia, de las grandes construcciones, hacia el 10.500 a. de C., la misma fecha que más tarde calcularían Robert Bauval, Graham Hancock, el egiptólogo El vi.dente estadounidense Edgar Cayce (kentucky 1877- Virginia Beach 1945) profetizó que debajo de la Esfinge de Gizeh en Egipto se encontraba un recinto secreto que albergaba una Biblioteca del Pasado con documentos y objetos atlantes, provenientes de los habitantes de la Atlantida que se habrían instalado en Egipto, y que se descubriría este legado atlante a finales del siglo XX. Según Cayce, existe una cámara o pasadizo que va desde la pata delantera derecha de la Esfinge hasta la entrada a la cámara de los registros. Algunos piensan que quizás Cayce se equivocó al pronosticar que se descubriría en 1978 y nada sabemos de este hallazgo. Sin embargo no se equivocó tanto, sino que al final más bien acertó, pues la Camara secreta de la Esfinge no ha salido a la luz porque las autoridades no lo han permitido, pero sí que ha sido descubierta ya, hace décadas, precisamente en torno a la fecha facilitada por Edgar Cayce.John Anthony West, el geólogo de la Universidad de Boston, Robert Schoch, y el Jefe de Sismografía de Houston, Thomas Dobecki.Los estudios científicos más modernos, conocidos, empezaron a partir del año 1987, por numerosos equipos de todo el mundo, y han descubierto en repetidas ocasiones que hay pasadizos y cavidades huecas bajo la Esfinge y la Gran Pirámide y entre ambos monumentos. Ha habido una serie de investigaciones y prospecciones arqueológicas que han tenido como objetivo el subterráneo de la Esfinge, de las que podemos resumir algunas de ellas: En 1987 un equipo japones usó un método para buscar cavidades en la Gran Pirámide. Identificaron Tres cavidades potenciales en el área de la Esfinge. En 1988 un equipo japones conducido por el Profesor Yoshimura, detectó una cavidad fuera del pasadizo de la Cámara de la Reina; también detectaron una cavidad grande detrás de la pared Noroeste de la Cámara de la Reina y la señal de un tunel fuera de la pirámide, que parece correr por debajo de la estructura. En Octubre de 1992, el Profesor Jean Kerisal también detectó cavidades y túneles debajo del conjunto de Gizeh. Una de las referencias más asombrosas es la que protagonizaron en 1924 el Dr. John Kinnaman y el egiptólogo Flinders Petrie. Según su relato, se internaron por un túnel situado en el sur de la Gran Pirámide. Abajo, a una gran profundidad, hallaron un recinto que contenía máquinas de origen desconocido y prismas de cristal. En 1945, el Príncipe Faruk de Egipto, corrió una piedra junto a la Esfinge, y encontró un recinto que, según dijo, lo custodiaba un robot. En la década de 1990, el Jefe de Sismografía de Houston, Thomas Dobecki, y el geólogo de la Universidad de Boston, Robert Shoch, descubrieron cavidades en los laterales de la Esfinge. Y así, los ejemplos serían numerosos. Está demostrado desde los años 80 que debajo de la Esfinge hay pasadizos y cámaras secretas con información sensible y reservada. Pero ¿qué ha ocurrido? Que al igual que en Toledo, las autoridades políticas, religiosas, y arqueológicas, en este caso de Egipto con Zahi Hawass a la cabeza, el mandamás gubernamental de la cultura arqueológica egipcia, han prohibido proseguir con esas investigaciones subterráneas de la Esfinge así como de túneles que van desde la Esfinge hasta la Gran Pirámide. No han dado permisos a nadie, han frenado todos los proyectos subterráneos y a todos estos equipos científicos internacionales que pretendían continuar entusiasmadamente con sus trabajos no se les ha permitido que volvieran de nuevo para completar sus investigaciones, ante el estupor y contrariedad de todos los egiptólogos del mundo. Un auténtico escándalo en la comunidad cultural y científica mundial. Hasta ahora lo único que ha trascendido a la luz pública es una pequeña cavidad o agujero situado en la parte trasera izquierda del monumento, junto a la cola del león, que aparentemente no conduce al gran subterráneo. Claro que los primeros que entraron, fueron los miembros de la ARCE, American Research Center in EGYPT, dirigida por Zahi Hawass, naturalmente, para acondicionarlo convenientemente como lugar de visita turística. Los investigadores suponen que la Entrada Principal al subterráneo estaría debajo de la cabeza y entre las dos patas delanteras, en una zona que aparece tapada actualmente por la Estela de piedra de Tutmosis IV--veritas-boss--

viernes, 17 de mayo de 2013

¿ Egipcios en Chile en el Siglo III A.C. ?

Lo enigmas históricos, a veces alcanzan cotas insopechadas. Es el caso de esta pintoresca historia que comienza con el descubrimiento de un pictograma en la gruta de Tinguirica, Chile. En el y según su traductor parece que el jefe de una expedición egipcia, dejó su sello imperecedero. Demasiado para los libros de texto, jajaja; sería como decir que el neumático lo inventó un neanderthal. Pero no tomemos a la ligera este descubrimiento, por que dice el dicho que "cuando el rio suena, agua lleva" y no es menos cierto que cuando alguien intenta callar el murmullo del "rio", es porque puede verse arrastrado por la corriente.Esta es la traducción realizada del pictograma que podeis observar en la imagen. Fue realizada por el epigrafista neozelandés Barry Fell. “Limite sur de la costa alcanzada por Mawi. Esta región es el limite sur de la tierra montañosa que el comandante reclama, mediante proclamación escrita en esta tierra triunfante. A este limite sur llegó la flotilla de barcos. El navegante reclama esta tierra para el Rey de Egipto, para su Reina y para su noble Hijo, comprendiendo un curso de 4000 millas escarpado, poderoso, montañoso, levantado en lo alto. Agosto, dia 5 del año 16 del Rey”. La gruta de Tinguiririca es situada en los Andes a 34°45’ de latitud sud. Su inscripción rupestre ha sido traducida por el prof. Barry Fell como una pretensión de soberanía egipcia.La cuestión ha dado lugar a una nota breve en “La Nueva Provincia” del 20 de marzo de 1975, y ha ocupado gran parte de los números 131 y 132 de “La semana cientifica y tecnológica” que publica la Comisión Nacional chilena de Investigación cientifica y tecnológica, de los 13 y 20 de marzo de 1975. En 1885 el naturalista Karl Stolp, alemán establecido en Chile, recorriá las montañas que dominan el Cajón de Tinguiririca, cuando le sorprendió un temporal de nieve que le obligó a buscar refugio en una gruta natural situada a 600 metros encima del fondo del valle. Era casi inaccesible, y además los pastores de la región la consideraban encantada.Las paredes interiores de la gruta, y parte de la pared exterior, estaban cubiertas de signos que el naturalista no pudo entender y supuso, como era natural, que se trataba de “inscripciones indígenas". El piso de la caverna, siempre seco, estaba cubierto de polvo seco hasta 30 centímetros de profundidad. En este polvo halló cinco esqueletos humanos, que se desintegraron en gran parte. Rega1ó una de las calaveras al Museo Nacional chileno, haciendo notar que su ángulo óptico era de 75°. En aquella fecha, el faraón era Tolomeo III Evergetes, la reina era Berenice II de Libia, y el hijo e] futuro faraón Tolomeo IV Philopator. La lengua era la de Libia, emparentada con el egipcio antiguo y el maori antìguo, y la escritura libìa se utilizó en Nueva Zelanda hasta el siglo XV. La larga experiencia del epigrafista Fell en la traducción de litoglifos libios y maorís asegura la seriedad de la traducción que ofrece. Y para abundar, parece cierto el hecho de que aproximadamente en el año de 232 a.C., durante el reinado de Ptolemo III, el capitán Rata y el navegante Maui, un amigo del astrónomo Eratóstenes, partieron de Egipto con una flotilla de seis barcos, en un intento de circunvolucionar la Tierra. OBJETIVO Y RESULTADO LOGRADO ( 3 AÑOS DE NAVEGACION): Salida por el Mar Rojo, recorriendo el Océano Indico, Filipinas, Archipiélago, Malayo, Java, Bahía McClver, atravesar el Océano Pacífico, tocar parte sur del territorio oaxaqueño (actual), seguir la Costa de Centroamérica, la Costa de América del Sur, hasta la parte media de Chile, para después regresar al Océano La expedición de Maui estaba bajo la guía de Eratóstenes, el gran científico quien también era el jefe de la Biblioteca de Alejandría. Podría este viaje haber demostrado el teorema de Eratóstenes de que el mundo era redondo, y haber obtenido aproximadamente una circunferencia de 24 mil 500 millas. Pacífico. ¿Y bien? ¿Por que este caso como otros muchos permanece (deliberadamente) ignorado? ¿Por que se silencian hechos que cambiarían la percepción histórica? Desde la barbarie de la Biblioteca de Alejandría, no han dejado de mentir y medrar en búsqueda de su propio beneficio. Lamentablemente, la Iglesia es suma responsable de esta tendencia ocultista desde sus orígenes. Tendencia que los padres del conocimiento histórico hicieron suya y sobre la cual se sostiene la vergonzosa mentira histórica que nos cuentan.

lunes, 13 de mayo de 2013

PRUEBA CONCLUYENTE DE LA AUTENTICIDAD DE LAS PIRAMIDES DE BOSNIA

Houston TX (PRWEB) “The New EraTimes” informa que el análisis independiente de cinco institutos separados de materiales, confirman que las pirámides bosnias contienen material de construcción artificial, hormigón de alta calidad, eliminando así todos los reclamos escépticos sobre la autenticidad de las pirámides de Bosnia Desde que fue descubierto en 2005 por el Dr. Sam Semir Osmanagich pH.d., director del centro de Antroplogía y Arqueología en la Universidad Americana en Bosnia y Herzegovina, el complejo de la pirámide de Bosnia ha sido ignorado por los arqueólogos hasta que la evidencia científica reciente ha hecho imposible negar la autenticidad de este descubrimiento que puede cambiar la historia de la humanidad. El controvertido espacio de la Pirámide del Sol de Bosnia, cuenta con un equipo de más de 200 científicos interdisciplinarios de todo el mundo haciendo análisis científicos, no sólo sobre la naturaleza y la edad de los materiales de construcción, sino también determinar cómo la energía de la pirámide fue utilizada por los antiguos científicos para usos beneficiosos para la humanidad, que van desde el transporte geotérmico, climatología y los avances en la fisiología humana y de la salud. Los resultados emitidos por la Universidad de Turín, Italia de la Politécnica de análisis de laboratorio de química y difractometría, hechos a través muestras de bloques de piedra de arenisca y del conglomerado tomados al pie de la pirámide del Sol de Bosnia, demuestra que son de un material inerte con un enlace, similar al que se encuentra en los ”cementos” romanos. Estos resultados fueron confirmados por análisis de las muestras en la Universidad de Zenica, Bosnia y Herzegovina. En una prueba independiente separada, profesor Joseph Davidovits, científico francés de renombre, miembro de la Asociación Internacional de egiptólogos, realiza esta afirmación. “Realicé un análisis de microscopio electrónico de la muestra y propongo la química de geopolymer que se usaba para hacer este hormigón antiguo,” escribió Prof Davidovits. http://www.davidovits.info/34/the-pyramids-in-Bosnia-Europe-perhaps-in-Roman-Concrete Además añade, que la muestra está compuesta por “una base de calcio/potasio geopolymer cemento y aunque él no da una fecha concreta a la muestra, puede discernir que no es un hormigón moderno, sino más bien como la técnica utilizada por los egipcios hace 3.500 años.” En su libro, las pirámides: Un Enigma Resuelto”, Davidovits presenta el conocimiento actual de la construcción de la pirámide y que es apoyada por estudios científicos, históricos y lingüísticos que prueban que las pirámides egipcias se construyeron usando un aglomerado de piedra (piedra caliza formada en bloques de este hormigón). Durante la investigación de la tecnología de la pirámide, se ha ido sospechando durante mucho tiempo que la energía pirramidal implica una ciencia y maquinarias más avanzadas de lo que actualmente tenemos hoy en día. Christopher Dunn, autor de “The Giza Power Plant”, publicado en 1996, explica que las pirámides eran antiguas máquinas de energía, actualmente una teoría popular entre los investigadores. Las pirámides de Bosnia tienen los mismos elementos descritos que en las pirámides de Giza, que definen la estructura de un sistema de generador de antiguos poderes. Chris Dunn declaró después de visitar Bosnia en 2011, “mientras estaba en Visoko, expertos de diversas disciplinas se emocionaron al ver el resultado de sus estudios en la colina pirámide. Que oportunamente, estos son claros signos de la antigüedad y finalmente se acabará por descubrir esta ingeniería de precisión. “Ahora en 2013, el Parque Arqueológico de Bosnia, se está excavando más y nuevas pruebas científicas y ha seguido demostrando la ingeniería de precisión antigua y que de hecho es la que fue utilizada para construir las pirámides de Bosnia. Una evidencia adicional es la del hormigón que se utilizó en la construcción de las pirámides y que se muestra por el trabajo del profesor Michel Barsoum, profesor distinguido en el “Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería” en la Universidad de Drexel y el profesor Gilles Hug, de la “Agencia de investigaciones Nacional Aeroespacial Francesa” que han encontrado evidencias científicas de que partes de las grandes pirámides de Giza se construyeron usando una forma temprana del hormigón. Esto echa por tierra un viejo mito, de que las pirámides fueron construidas usando sólo corta bloques de piedra caliza y demuestra la teoría que esta clase de hormigón y la nanotecnología ya fue utilizada por los antiguos. Desde que fue descubierto en 2005 por el Dr. Sam Semir Osmanagich pH.d., director del Centro de Antropología y Arqueología en la Universidad Americana en Bosnia y Herzegovina, el complejo de la pirámide de Bosnia ha sido bloqueado por los arqueólogos y científicos, hasta este reciente hallazgo, evidencia científica que hace imposible negar la autenticidad de este de descubrimiento que está cambiando la historia. Un equipo de científicos interdisciplinarios, ha estado realizando estudios sobre el enigma de la energía cósmica en el sitio arqueológico de Bosnia, y en una búsqueda incesante para descubrir la sabiduría de la antigua cultura que dejó todo esto atrás,” dice el Dr. SamOsmanagich. “Hay hechos sobre el fenómeno físico que puede verificarse científicamente, pero quedan muchas preguntas inexplicables por contestar, usando nuestra historia actual”. Estos son hechos que han sido verificados por pruebas científicas de la analítica: La pirámide del sol se encuentra a más de 722 pies (220 m) de altura, un tercio más alto que la gran pirámide de Giza. Datación por radio carbono demuestra que la pirámide tiene por lo menos 24.800 años.Análisis de materiales demuestra, que la estructura es de hormigón creado por el hombre Hay un bloque de cerámica de 8.000 kg dentro del laberinto subterráneo cerca de la pirámide.Un rayo de energía de naturaleza electromagnética y con un radio de 4,5 metros y una frecuencia de 28 kHz, se ha detectado saliendo desde la parte superior de la Pirámide del Sol. Un rayo de ultrasonidos con un radio de 10 metros y la frecuencia de 28-33 kHz se ha detectado y medido en la parte superior de la pirámide del Sol. Las pirámides están alineadas con los puntos cardinales de la tierra y orientadas al norte estelar. “Aunque se han descubierto decenas de miles de pirámides en todo el planeta, ninguna tiene la calidad de construcción y la antigüedad como la de Bosnia,” dice Osmanagich. “Las pirámide de Bosnia es la pirámide original, la más antigua y más grande jamás construida. Tiene una orientación norte exacta de cero grados y es potencialmente la clave para liberar información sobre la tecnología antigua, que puede liberar al mundo de su dependencia de combustibles fósiles y que ofrece la posibilidad de encontrar asombrosos avances médicos en la comunidad científica”. En el efecto se han comenzado a hacer exámenes médicos sobre el aura humana en las pirámides de Bosnia y las primeras pruebas muestran que la fisiología humana y estados emocionales son muy elevados en la pirámide. Esto es debido a la reducción de iones negativos que se encuentran en nuestra atmósfera. Para obtener más información sobre el sitio arqueológico de la pirámide de Bosnia, visite la web: http://www.piramidasunca.ba/eng/Home-en.html?View=Featured Debbie West (en inglés y en otros idiomas)

sábado, 11 de mayo de 2013

Pilares Masonicos: Jakin y Boaz

Desde los albores de la civilización, la entrada de los lugares sagrados y misteriosos han sido custodiados por dos pilares. Ya sea en el arte o la arquitectura, los dos pilares son símbolos arquetípicos que representan una importante puerta de entrada o paso hacia lo desconocido. En la masonería, los pilares se denominan Jaquín y Boaz y representan uno de los símbolos más reconocibles de la Hermandad, un lugar destacado en el arte masónico, documentos y edificios. Este artículo se centra en los orígenes de este símbolo en el tiempo y su significado esotéricoEl concepto de los dos pilares de pie en las puertas de lugares sagrados se remonta a las antiguas civilizaciones (algunos dicen de la Atlántida, la fuente pérdida del conocimiento Hermético El símbolo de los dos pilares que, desde tiempos inmemoriales, vigilan las puertas de entrada a los lugares santos y los reinos misteriosos. Marcan el paso hacia lo desconocido y el otro mundo. En la antigua Grecia, Los Pilares de Hércules, fue la frase que se aplicó a los promontorios/montes del Estrecho de Gibraltar. El Pilar del norte es el Peñón en el territorio británico de Gibraltar. Según el relato de Platón, el reino perdido de la Atlántida estaba situada más allá de los Pilares de Hércules, en efecto, colocándola en el reino de lo desconocido. La tradición Renacentista dice que los pilares dan la advertencia “Nec plus ultra” (también Non plus ultra, "nada más allá"), que actúa como una advertencia a los marineros y navegantes para no ir más lejos. Simbólicamente, más allá de los Pilares de Hércules puede significar salir de la inmundicia del mundo material para llegar a un reino superior de la iluminación.El frontispicio de la "Nueva Atlántida" de Francis Bacon con las Columnas de Hércules como puerta de entrada a un mundo nuevo. Según la tradición oculta, la Atlántida es... la civilización de la que todo el conocimiento hermético ah surgido. El renacimiento de este reino perdido ha sido el sueño de las escuelas de misterio durante siglos."La ciudad de los elegidos filosóficos surge de la montaña más alta de la tierra, y aquí los dioses de los sabios viven juntos en la eterna felicidad. En el primer plano son los pilares simbólicos de Hércules que aparecen en la página del título de Organum de Bacon, Novum, y entre ellos se corre el camino que conduce al alza de las incertidumbres de la tierra para que el orden perfecto que es establecido en el ámbito de la Ilustración". Manly P. Hall, Lectures on Ancient Philosophy En la Masonería El uso de los "términos" masones Jaquín y Boaz se originan en el relato bíblico del Templo del Rey Salomón. El maestro constructor del Templo de Salomón fue Hiram Abiff, una figura prominente en los rituales masónicos. Los versículos 1 Reyes 6:1-38, 1 Reyes capítulo 7, y el capítulo 8 describe las dimensiones, la construcción y la dedicación del Templo bajo Salomón. Un pasaje describe más concretamente, los dos pilares de pie delante del Templo del Rey Salomón. 15 Para el enyesado dos pilares de bronce. Tenía cada una dieciocho codos de alto y un hilo de doce codos era el que podía rodear cada una de las columnas. 16 Hizo también dos capiteles de fundición de bronce, para que fuesen puestos sobre las cabezas de los pilares; la altura de un capitel era de cinco codos, y la del otro capitel también de cinco codos. 17 Había trenzas a manera de red, y unos cordones a manera de cadenas, para los capiteles que se habían de poner sobre las cabezas de las columnas; siete para cada capitel. 18 Hizo también dos hileras de granadas alrededor de la red, para cubrir los capiteles que estaban en las cabezas de los pilares con las granadas; y de la misma forma hizo en el otro capitel. 19 Los capiteles que estaban sobre los pilares en el pórtico, tenían forma de lirios, y eran de cuatro codos. 20 Tenían también los capiteles de los dos pilares, doscientas granadas en dos hileras alrededor en cada capitel, encima de su globo, el cual estaba rodeado por la red. 21 Y creó los pilares en el pórtico del templo, y erigió la columna derecha, y llamó su nombre Jaquín, y alzando la columna izquierda, llamó su nombre Boaz. 22 Y puso en las cabezas de las columnas tallado en forma de lirios, y así se acabó la obra de las columnas. - 1 Reyes Capítulo 7La cuenta del Templo de Salomón es de gran importancia en la masonería, ya que cada detalle de la construcción tiene un importante significado esotérico. Los dos pilares actúan como un "portal de los misterios" de pie a cada lado de la entrada a un lugar sagrado. "De acuerdo con los antiguos rabinos, Salomón fue un iniciado en las escuelas del Misterio y el Templo que él construyó era en realidad una casa de iniciación dotada de emblemas y filosófia pagana. Las granadas, las columnas de palmeras, los Pilares delante de la puerta, los querubines de Babilonia, y la disposición de las cámaras y cortinas, indican el Templo que fue modelado después de los santuarios de Egipto y la Atlántida". Manly P. Hall, The Secret Teachings of All Ages Por esta razón, Jaquín y Boaz son un lugar destacado en los edificios masónicos, monumentos y documentos. Esta es la descripción de Albert Pike de los pilares de un texto destinado a los nuevos masones: "Has entrado en la Logia por dos Pilares. Representan los dos que habían en el pórtico del Templo, a cada lado de la gran puerta de entrada. Estos pilares, de bronce, cuatro dedos de anchura de espesor, fueron, según las más auténticas cuentas en el Primer Segundo Libro de los Reyes, con un capital de cinco codos de altura. El eje de cada una era de cuatro codos de diámetro. Un codo es un pie y 707/1000. Es decir, el eje de cada uno era un poco más de treinta pies y ocho pulgadas de altura, la capital de cada uno un poco más de ocho pies y seis pulgadas de altura y el diámetro de diez pulgadas de eje de dos metros. Las capitales fueron enriquecidos por las granadas de bronce, bronce cubierto por red, y adornado con coronas de bronce, y parece que han imitado la forma de la semilla de los vasos del Lirio Loto o Egipcio, un símbolo sagrado para los Hindúes y los Egipcios . El pilar o columna de la derecha, o en el sur, fue nombrado, como la palabra Hebrea que se representa en nuestra traducción de la Biblia, Jaquín, y el de la izquierda Boaz. Nuestros traductores dicen que la primera palabra significa, "Él se debe establecer", y el segundo, "En él está la fuerza". Estas columnas eran imitaciones, por Khurum, el artista de Tiro, de las grandes columnas consagradas al viento y fuego, a la entrada del famoso templo de Malkarth, en la ciudad de Tiro. Es costumbre, en las Logias del Rito de York, ver un globo celeste en uno, y un globo terrestre en la otra, pero éstos no están garantizados, si el objetivo es imitar el original del Templo. El significado simbólico de estas columnas dejaremos por ahora sin explicación, sólo añadiré que los prendices mantengan sus herramientas de trabajo en la columna de Jaquín, y denle la etimología y el significado literal de los dos nombres. La palabra Jaquín, en hebreo, probablemente se pronuncia Ya-Kayan, y significó, como un sustantivo verbal, el que fortalece, y desde allí, firme, erguido y estable. La palabra Boaz es Baaz que significa fuerte, fuerza, poder, refugio, fuente de fortaleza, una fortaleza. Probablemente quería decir activa y vivificante de energía y vigor; y Boaz, la estabilidad, permanencia, en el sentido pasivo". Albert Pike, Morals and DogmaAl igual que con los símbolos más ocultos, los dos pilares masónicos ocultan múltiples capas de significado, algunos destinados a los profanos y otros divulgados en grados más altos de la Masonería. Sin embargo, es generalmente aceptado que el Jaquín y Boaz representan el equilibrio entre dos fuerzas opuestas. "Estos son los nombres [Jaquín y Boaz] de los dos pilares de fundición de latón establecidos en el pórtico del Templo del Rey Salomón. Fueron dieciocho codos de altura y bellamente adornadas con guirnaldas, redes, y granadas. En la parte superior de cada columna era un tazón grande - ahora llamado erróneamente balón o globo - uno de los cuencos de fuego probablemente contiene el agua y otros. El globo celeste (originalmente el recipiente del fuego), en el Pilar de la derecha (Jaquín), simbolizaba el hombre divino, el globo terrestre (la taza de agua en el Pilar de la izquierda (Baoz), significó el hombre terrenal . Estos dos pilares, respectivamente, connotan también el activo y el pasivo de las expresiones de la Energía Divina, el Sol y la Luna, el azufre y la sal, Bueno y Malo, la Luz y la Oscuridad. Entre ellos está la puerta que conduce a la Casa de Dios, y permaneciendo así en las puertas del Santuario son un recordatorio de que Jehová es un tanto andrógino y una deidad antropomórfica. Tambien estos pilares paralelos indican los signos zodiacales de Cáncer y Capricornio, que se colocaron en la cámara antes de la iniciación para representar el nacimiento y la muerte - los extremos de la vida física. Que en consecuencia significa el verano y los solsticios de invierno, ahora se sabe que los Masones bajo la denominación relativamente moderna de los dos “San Juanes". Hall, op. cit "Alef es hombre, Bet es mujer, 1 es el principio; 2 es la palabra; A es el activo; B es lo pasivo, la mónada es Boaz, el binario es Jakin. En los trigramas de Fohi, la unidad es el Yang y el binario es el Yin. Boaz y Jaquin son los nombres de los dos pilares simbólicos previos a la entrada principal del templo Cabalístico de Salomón. En la Cábala estos pilares explican todos los misterios del Antagonismo, ya sean naturales, políticos o religiosos. Queda por aclarar también la lucha de procreación entre el hombre y la mujer, ya que, de acuerdo con la ley de la naturaleza, la mujer debe resistir al hombre, y él debe atraerla o superarla. El principio activo busca al principio pasivo, el pleno desea el vacío, la mandíbula de la serpiente atrae la cola de la serpiente, y gira alrededor de si misma, él, al mismo tiempo, vuela y se persigue a sí mismo. La mujer es la creación del hombre, y la creación universal es la esposa del Primer Principio Eliphas Levi, Dogme et Rituel La unión de los dos pilares que se dice que es para generar un tercer pilar, uno en el medio, que esotéricamente representa al hombre y la humanidad. "Cuando los dos pilares encuentran el equilibrio entre ellos, que significa la unión de Sushumna y la Kundalini. Este matrimonio sagrado creará un "Niebla de Fuego" que se irradia en todo el cuerpo humano, llenándolo con Luz divina. Es entonces cuando la humanidad se convertirá en la tercera columna de la sabiduría del Templo. Él / Ella será una columna formada por las fuerzas combinadas de la fuerza (Jaquín) y belleza (Boaz). Este acto constituye la Palabra Perdida en el sistema de vibración de la encarnación física del alma". Corinne Heline, Old Testament Bible Interpretations & The Bible and the Tarot

viernes, 10 de mayo de 2013

Una Inteligencia Superior

Recuerdos del futuro: ¿luz "eléctrica"? Heredera de una cultura incierta pero asombrosa, la civiliza­ción egipcia tuvo un conocimiento tecnológico de altísimo nivel. En el templo de Denderah existen las inscripciones más enigmáticas del Antiguo Egipto. Se trata de unos extra­ños símbolos: son 3 cilindros que parten cada uno de ellos de una flor de loto, de las que emerge una serpiente. Están sostenidas por seres humanos o por unas peculiares colum­nas o pilares provistos de brazos. Arqueólogos reconocidos como el Dr. Wolgang Waitakus han señalado que los textos jeroglíficos que rodean a estas figuras hablan de "luminosidad", lo que ha dado pie a mu­chos autores a pensar que estas figuras podrían representar "bombillas eléctricas". A firmar que los antiguos egipcios conocían la electricidad es un disparate de gran calibre, pero desechar la investigación es una locura aún peor. Coincidentemente, la flor de loto simboliza la luz y la serpiente era una representación de la energía. Para nuestra sorpresa, estas no son las únicas bombillas encontradas, ya que en otro lugar de ese mismo tem­plo pueden verse otras 3 lámparas. Lo más curioso es que en un friso, un mono o babuino que representaba al dios Toth -el "señor del conocimiento"- tiene protegidas sus manos con guantes azules, que la imaginaría supone que eran aislantes de la corriente. ¿Locura... o algo más? Según los historiadores, Denderah, Edfu y Abydos fueron templos construidos sobre enclaves donde habrían librado importantes batallas los antiguos dioses de los Faraones. Quizá por ello sus paredes recojan vestigios de una civilización de avanzada tecnología. Las paredes de estos templos nos hablan de cómo fueron erigidos por los shemsu Horus (es decir; los compañeros de Horus) y los neterú o dioses, en la noche de los tiempos. Tiempos que algunos investigadores asocian con la Atlántida. Aunque estas ideas parezcan descabelladas, no faltan datos provenientes de estudios profundos. En un recinto sagrado del templo de Abydos, dedicado al dios Osiris, se hallan representaciones muy parecidas a motivos bélicos actuales. Un grabado desconcertante, descubierto por el escritor alemán Peter Krassa, gráfica sobre una piedra figuras similares a nuestros helicópteros, a un tanque de guerra y hasta a una especie de avión. ¿Tiene alguna explicación semejante disparate tecnológico? Estos grabados se mantuvieron intactos desde su origen, y están acompañados de otros, formados por 3 pequeñas pi­rámides: el significado de esto remite a la ¡dea de "país ex­tranjero". ¿Será un vestigio de otra civilización del pasado... o una visión del futuro? Lo más inquietante es que no se trata de la única alusión a i aviones. En 1898, un grupo de arqueólogos descubría, cerca « de Saqqara, un supuesto pájaro de madera, de extrañas características. Investigaciones realizadas en El Cairo confirma­ron que esta especie de ave poseía una sola ala por encima, y un timón de cola. Su apariencia se acercaba más a un avión que a un pájaro. ¿Acaso los antiguos sabios egipcios rompie­ron la barrera del tiempo?VERITAS-BOSS

Modificación genética de Europa hace unos 4500 años

La modificación genética de las poblaciones de Europa hace unos 4500 años es uno de los misterios todavía sin aclarar y que pretenden resolver científicos de la Universidad de Adelaida Australia. Hubo un cambio repentino en la genética de las antiguas poblaciones europeas que evidencian un acontecimiento importante hace unos 4500 años que pudo haber sido debido a varios factores entre los que se baraja como principal hipótesis la llegada al centro de Europa de la agricultura procedente de oriente medio y Turquía hace unos 7500 años o por el 5000 A.C. Los científicos han tratado de resolver el misterio recogiendo muestras de ADN antiguo de restos de huesos que provienen de Alemania, lo que podría señalarse como el centro de Europa. De todos modos las investigaciones todavía no dejan nada claro, todavía desconcierta como algunos marcadores genéticos presentaron un cambio tan radical de forma repentina en poco tiempo, pero una cosa esta clara para los científicos responsables de la investigación, "algo bastante importante debió de suceder en el continente europeo". Teniendo en cuenta que la edad del bronce transcurre en este periodo de tiempo de cambio genético, las corrientes migratorias provenían de Oriente medio y Turquía en aquellos milenios fue importante, por lo que los científicos tomaron muestras de ADN mitocondrial (la mitocondria es la zona de la célula que se encarga de suministrar energía y esta se transmite por vía materna), se observo que un ADN que se podría decir es especifico de un grupo en concreto denominado por los científicos como haplogrupo h, se trata de un grupo muy presente en toda Europa pero que es muy poco común en Asia Menor y Oriente.En el estudio que todavía esta por concluir y el cual sigue desconcertando a los científicos, se especula que una cultura surgida en el otro extremo de Europa, me refiero a la cultura campaniforme (denominada de este modo por la forma de los vasos con forma de campana), que surgió en el 2800 A.C. en la península ibérica y se expandió por el resto de Europa, pudo haber jugado un papel importante en aquel antiguo periodo de tiempo y de modificación genética, aunque solo es otra de las hipótesis que se están barajando por el momento. enigmasmisterio