Buscar este blog

viernes, 24 de noviembre de 2017

El manuscrito de Sibiu: un texto de 500 años que describe los cohetes de varias etapas

El manuscrito de Sibiu descubierto en 1961, es una colección de alrededor de 450 páginas que incluyen, entre otras muchas cosas, detalles de cohetes de tres etapas y vuelo de cohetes tripulados.
La mayoría de nosotros desconoce el hecho de que hay incontables manuscritos antiguos diseminados por todo el mundo que describen lo que muchos consideran como logros improbables del pasado.
¿Qué dirías si te dijera que hay un manuscrito antiguo que data de hace casi 500 años y describe combustible líquido, cohetes de etapas múltiples e incluso cohetes tripulados?
O dirías que estoy loco, o solo son noticias falsas.
* ¿Han notado cómo las personas hoy en día dicen que las noticias falsas son algo que les resulta difícil de creer o va en contra de su sistema de creencias?
De todos modos, el manuscrito de Sibiu es real, no es una noticia falsa, y de hecho describe -entre otras cosas- combustible líquido y cohetes de varias etapas, y fue publicado oficialmente en el siglo XVI, aunque muchos creen que fue escrito usando textos que retroceden más en el tiempo.
El manuscrito de Sibiu fue encontrado en 1961 por Doru Todericiu, profesor de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Bucarest. El manuscrito contenía alrededor de 450 páginas que fueron recuperadas de los archivos de la ciudad de Sibiu, en Rumania.
Para sorpresa de Todericiu, el texto antiguo se inundó con dibujos y datos técnicos sobre artillería, balística y descripciones detalladas de cohetes multietapa.
Conocido como el manuscrito de Sibiu desde entonces, se cree que el texto antiguo fue escrito por un hombre llamado Conrad Haas, entre 1550 y 1570.
Se cree que Conrad Haas fue un ingeniero militar que trabajó para el Reino de Hungría y el Principado de Transilvania.
Los orígenes del manuscrito antiguo no son muy claros, ni los orígenes de su autor que según los historiadores se cree que han nacido en Austria o Transilvania y se convirtieron en la cabeza del arsenal del Imperio austríaco bajo el rey Fernando I.
Descripción de un cohete de Conrad Haas. Crédito de la imagen: Wikimedia Commons
El manuscrito de Sibiu, escrito completamente en alemán, se consideró un tratado teórico sobre la construcción de diferentes tipos de armas, incluida, por primera vez en la historia, la tecnología de cohetes multietapa. También incluye detalles sobre la combinación de fuegos artificiales con armas, el diseño de aletas en forma de ala delta y la creación de mezclas de combustible con el uso de combustible líquido.
Sigue siendo un misterio si Haas logró o no usar sus diseños y ponerlo en práctica, pero hay algunos que afirman que se llevó a cabo un lanzamiento de cohetes en Sibiu en 1550 , pero no hay evidencia documental que respalde estas afirmaciones.
Sabemos por la historia que Johann Schmidlap, un fabricante de fuegos artificiales bávaros del siglo XVI y pionero de los cohetes, fue el primero en experimentar con cohetes de dos y tres etapas alrededor de 1590.
Antes del descubrimiento del manuscrito de Sibiu, los primeros detalles de un cohete de tres etapas se atribuyeron a Kazimierz Siemienowicz, un especialista polaco en artillería, que publicó detalles sobre la cohetería en su tratado de 1650 Artis Magnae Artilleriae Pars Prima.
Conrad Haas escribió algunas oraciones interesantes en su manuscrito en las que habla sobre el uso militar de los cohetes (traducido):
"Pero mi consejo es que haya más paz y no guerra, que los rifles se guarden con calma, de modo que no se dispare la bala, la pólvora no se queme ni se humedezca, así que el príncipe guarda su dinero, el arsenal domina su vida; ese es el consejo que da Conrad Haas ".



Ivan Por Ivan
Articulo publicado en...https://www.ancient-code.com/the-sibiu-manuscript-a-500-year-old-text-that-describes-multi-stage-rockets/

Las piedras de Sherbrooke: ¿Evidencia de africanos visitando América hace 2.500 años?

Situado en el Museo del Seminario de Sherbrooke hay un conjunto de piedras misteriosas que, de acuerdo con muchos de los que las han investigado, podrían ofrecer pruebas concluyentes de que ni los vikingos ni Columbus viajaron primero a América, sino una cultura del norte de África, y 2.500 hace años que.
Las inscripciones en piedra supuestamente cuentan la historia de los exploradores del norte de África que viajaron al continente americano hace unos 2.500 años.
Las piedras, que se encuentran en el museo desde 1910, se cree que fueron descubiertas a principios del siglo XIX. Una de las piedras se encontró a 100 millas al este de Montreal, en un campo cerca de Bromptonville, a cinco millas al norte de Sherbrooke, mientras que la otra fue descubierta en una colina que domina Sherbrooke.
Entonces, ¿llegaron los exploradores africanos al continente americano hace miles de años?
Según las inscripciones de las dos piedras hechas de piedra caliza, la respuesta es un sí profundo.
Las dos piedras tienen aproximadamente 22 por 32 pulgadas.
El hombre que supuestamente entregó las inscripciones en las piedras fue el profesor Thomas Lee, un arqueólogo de la Universidad de Laval.
Según una nota de periódico , el profesor Lee argumenta que las inscripciones en las piedras estaban escritas en una antigua escritura libia.
"Los libios habrían estado operando, en mi opinión, fuera de Cartago, que era una ciudad fenicia en ese momento", cita el profesor Lee en el periódico .
Según el profesor Lee, la antigua expedición africana probablemente llegó a la zona después de navegar con éxito por el Sint. Río Francis.
Las inscripciones escritas en piedra fueron descifradas por Howard Barraclough Fell, profesor de zoología de invertebrados en el Museo de Zoología Comparada de Harvard.
A pesar de que la  investigación profesional principal de Fell incluyó estrellas de mar y erizos de mar, es mejor conocido por su controvertida obra en la epigrafía del Nuevo Mundo, argumentando que varias inscripciones en las Américas se explican mejor por el contacto precolombino con las civilizaciones del Viejo Mundo.
El trabajo del profesor Fell fue, como era de esperar, rechazado por la mayoría de los académicos de la corriente principal que rechazan firmemente la idea de que los exploradores africanos llegaron al continente americano hace unos 2.500 años.
Según la traducción de las piedras de Fell, dicen: "Expedición que se cruzó al servicio del Señor Hiram para conquistar territorio". Mientras que el otro par descubierto juntos lleva la inscripción: "Registro por Hata, que alcanzó este límite en el río". , amarró su barco y grabó esta roca ".
Los investigadores argumentan que el texto tallado en la piedra se llama Boustrophedon, en el cual "lees la primera línea de izquierda a derecha y la siguiente línea de derecha a izquierda".
El profesor Fell es citado diciendo que "tierras barabraras en el fin del mundo" es probablemente una descripción de las Américas. Fell argumenta que las personas que dejaron las piedras probablemente hicieron dos expediciones más, una hacia la Península de Yucatán. El profesor Fell es citado en el periódico diciendo: Una piedra encontrada allí "le da su nombre al área".
¿Evidencia de viajes transoceánicos?
Curiosamente, hay muchas pruebas "controvertidas" que sugieren que las culturas antiguas de América y África estaban interconectadas, hace miles de años.
Por ejemplo, es bien sabido que un investigador llamado Dr. Svetla Balabanova descubrió rastros de Coca y Tabaco en antiguas momias egipcias. Curiosamente, no hay evidencia de cultivos de coca o tabaco en África, Europa o Asia antes de la época de Cristóbal Colón.
La Momia Fawn Hood
Otro curioso descubrimiento se produjo hace unos 200 años cuando los mineros descubrieron una extraña momia en uno de los sistemas de cuevas más grandes de América: La Cueva del Mamut. En su interior, los mineros encontraron una momia muy bien conservada con el pelo rojo preparado y embalsamado de una manera extrañamente similar a la de los antiguos egipcios. Después de examinar a la momia a fines de 1800, el Instituto Smithsonian 'perdió' a la momia.



Ivan Por Ivan
Articulo publicado en...https://www.ancient-code.com/the-sherbrooke-stones-evidence-of-africans-visiting-america-2500-years-ago/

Los fuertes circulares de Irlanda: ¿estructuras defensivas o portales al mundo de las hadas?

Portada - Fuerte de hadas de Rathrar, condado de Roscommon, Irlanda (CC BY-SA 4.0)

Una misteriosa bruma se cierne sobre los fuertes circulares (‘ringforts’) que salpican el paisaje irlandés. Se han documentado más de 45.000 fuertes circulares en todo el norte de Europa, y aún sabemos muy poco sobre la datación, función y ocupación humana de estas estructuras. Quizás este misterio persiste a causa de los mitos que giran en torno a ellos; que existen como portal al reino de las hadas y constituyen una parte protegida de la historia de Irlanda en la que muy pocos se atreven a aventurarse. Relatos de reses que desaparecen, trances, muertes y otras desgracias han facilitado la protección de los fuertes de hadas durante muchos años. Sin embargo, un puñado de valerosos historiadores y arqueólogos están empezando a rascar la superficie del misterio en busca de respuestas a los interrogantes que plantean estas antiguas estructuras.
Fuerte circular, o ringfort en inglés, es un término que se aplica a un espacio circular que puede encontrarse en ocasiones elevado sobre el terreno circundante, y en otros casos rodeado de una zanja poco profunda como demarcación. El “círculo” de los fuertes circulares era una frontera que delimitaba el área que albergaba la vivienda o conjunto de viviendas que se encontraban en su interior. La zanja que rodeaba el fuerte estaría en su época fortificada por una empalizada de madera, un seto o un espeso cerco de árboles y arbustos. Aunque las medidas habituales de los fuertes circulares tienden a oscilar entre los 27 y los 30 metros de diámetro interior, se ha descubierto que su diámetro exterior a menudo alcanza los 75 metros. El tamaño de un fuerte circular, según algunos investigadores, estaba directamente vinculado a la población de su asentamiento. Los fuertes circulares más grandes habrían acogido a las clases más altas de la sociedad, mientras que alrededor de estos fuertes de mayor tamaño surgirían numerosos fuertes más pequeños.

Las antiguas crónicas irlandesas se refieren a los fuertes circulares como “rath” o “lios”. Un “rath” sería un fuerte circular hecho de tierra, mientras que los términos “caiseal” o “cathair” designaban a un fuerte circular de piedra. Estos últimos habitualmente no tenían zanja externa y tendían a ser de menor tamaño que sus equivalentes de tierra. La palabra “lios” se refiere al interior del fuerte, mientras que “urlann” es la zona circundante, es decir, todo aquello que “no es el lios”. Se ha descubierto que algunos fuertes circulares disponían de un “souterain” o pasadizo subterráneo, generalmente excavado en la roca o arcilla natural sobre las que se asentaba el propio fuerte, aunque en algunos casos estaban construidos con piedra. Algunos investigadores apuntan que estos elementos eran utilizados como refugio por los habitantes del fuerte, además de como almacén en épocas más seguras.
Fuerte circular de Lisnagade. (CC BY-SA 2.0)
Fuerte circular de Lisnagade. 
Se pueden encontrar fuertes circulares en todo el norte de Europa, pero más especialmente en Irlanda y el sur de Gales. En toda esta zona geográfica hay documentados 45.000 ejemplos de fuertes circulares. Tienden a encontrarse sobre las elevaciones de terreno de las llanuras, presumiblemente por su facilidad de drenaje. Aunque existen miles de estos fuertes esparcidos por el paisaje irlandés, muy pocos se han aventurado a estudiar en detalle estas estructuras. El historiador Dr. Matthew Stout, sin embargo, ha empezado a llenar esta laguna con su estudio de los fuertes circulares irlandeses. Stout sugiere que la mayor parte de estas estructuras fueron construidas en un período de trescientos años, desde principios del siglo VII hasta finales del IX. Ha basado su teoría en dataciones realizadas mediante carbono-14 y el estudio de los anillos de los árboles en 47 fuertes circulares excavados. De este modo, no se dispone de una cantidad de datos suficiente como para confirmar esta teoría, lo que da pie a teorías alternativas muy diversas. Otras ideas que han salido a la superficie sugieren que los fuertes circulares se remontan a épocas mucho más antiguas, hasta la Edad de Hierro (800 a. C. – 100 d. C.), mientras que otras apuntan a que su construcción se prolongó hasta mucho más tarde, finales de la Edad Media o incluso ya la época moderna. No obstante, una amplia mayoría de expertos coincide en que la mayor parte de los fuertes circulares fueron construidos y habitados dentro del marco temporal sugerido por Stout.
Grianán Ailigh, Condado de Donegal, Irlanda (Public Domain)
Grianán Ailigh, Condado de Donegal, Irlanda (
Al igual que se ha discutido su época de ocupación, la función de los fuertes circulares también ha sido objeto de debate. Tradicionalmente se entendía que estos fuertes eran propiedad de un hombre libre y su familia, y que solían consistir en una granja dedicada habitualmente a la ganadería y la cría de reses. No obstante, existen nuevos indicios que apuntan a que ésta no era la única función de los fuertes circulares. Como su propio nombre indica, los fuertes presentan asimismo un aspecto defensivo. Sus empalizadas y fosos poco profundos sugieren que los fuertes circulares eran utilizados como protección en las antiguas comunidades agrícolas. Aunque no les protegerían de una guerra a gran escala, sí suponían una defensa suficiente contra incursiones o ataques por sorpresa de saqueadores o ladrones de ganado.
Restos de un pequeño fuerte circular de tierra, empleado en la actualidad para guardar el ganado. (CC BY-SA 2.0)
Restos de un pequeño fuerte circular de tierra, empleado en la actualidad para guardar el ganado. 
Aparte de su función práctica y su arqueología, los fuertes circulares incluyen un aspecto cargado de tradición y significado mitológico. Los “raths” son conocidos también en Irlanda como “fuertes de hadas”, ya que se decía de ellos que eran hogar de criaturas mitológicas como hadas, duendes y gigantes. Se contaba de los fuertes que estaban imbuidos de la magia de los druidas, y que por esta razón las hadas se encontraban protegidas en su interior. Los antiguos habitantes de Irlanda según las leyendas, las razas conocidas como “Tuatha De Danann” y “Fir Bolg”, supuestos arquitectos de los fuertes, acabaron siendo conocidos como “Las Buenas Gentes” y se les asociaba con mitos e historias de hadas. De este modo, los propios fuertes eran considerados portales que comunicaban con el mundo de las hadas. Se dice también que los duendes o leprechauns eran capaces de encontrar el oro supuestamente oculto en el interior de estas estructuras.
Retrato de un hada, obra de Sophie Gengembre Anderson (1869). (Public Domain)
Retrato de un hada, obra de Sophie Gengembre Anderson (1869)
En el Labor Gabala, el “libro de las invasiones” irlandés, los “Tuatha De Dannan” son derrotados por los ancestros de los irlandeses actuales, y desterrados posteriormente al inframundo. Al apoderarse los vencedores del país que había pertenecido en el pasado a las “buenas gentes”, o hadas, los fuertes circulares se convirtieron en el único rastro de las hadas que quedó en nuestro mundo. Es por esta razón por la que las hadas defienden enérgicamente estas estructuras. De esta leyenda provienen los relatos de gente que ve u oye luces y música procedente de los raths durante la noche. Por esta razón, mucha gente no se atrevía ni siquiera a acercarse a estos lugares, y ni se les pasaba por la cabeza perturbar su paz. Cuando ocurre esto último es cuando surgen los rumores de reses que se pierden y gente que cae en trance o en un profundo sueño, pudiendo llegar incluso a morir. Históricamente ha sido quizás esta superstición la que ha impedido que los fuertes circulares fueran estudiados en mayor profundidad.

Folio 53 del Libro de Leinster. El Lebor Gabála Érenn se encuentra en más de una docena de manuscritos medievales, siendo el Libro de Leinster únicamente una de las fuentes principales por las que conocemos su texto. Dublín, TCD, MS 1339 (Public Domain)
Folio 53 del Libro de Leinster. El Lebor Gabála Érenn se encuentra en más de una docena de manuscritos medievales, siendo el Libro de Leinster únicamente una de las fuentes principales por las que conocemos su texto
Al estar los fuertes de hadas protegidos por la magia, se cuenta la leyenda de que cualquiera que se atreva, por ejemplo, a cortar los arbustos que rodean uno de estos fuertes, encontrará la muerte. Existen numerosos mitos en torno a estos fuertes, que van desde el pasado más remoto hasta nuestros días. En 1992, Sean Quinn profanó la tumba en cuña de Aughrim, un fuerte circular irlandés del condado de Cavan, cuando procedía a la ambiciosa ampliación de una cantera. El monumento fue trasladado a pesar de las advertencias de que debería afrontar la “cólera de las hadas”. Desde entonces, Quinn perdió sus fábricas de cemento, su hotel y otras empresas y negocios, lo que le hundió en la bancarrota. Aunque muchos se niegan a aceptar que estas desgracias fueran obra de las hadas, hay quien cree que Quinn pagó con su ruina el no haber prestado atención a las advertencias que le habían lanzado en relación con las hadas que habitaban en el interior del fuerte circular de Aughrim.














http://www.ancient-origins.es/noticias-general-lugares-antiguos-europa/los-fuertes-circulares-irlanda-%C2%BFestructuras-defensivas-portales-al-mundo-las-hadas-003900?nopaging=1

IMPRESIONANTE DESCUBRIMIENTO SUBMARINO REVELA UNA CIUDAD PERDIDA DE EGIPTO



Tres naufragios que datan de la antigua época romana han sido descubiertos por expertos durante los trabajos de excavación arqueológica llevados a cabo en el puerto oriental de Alejandría, Egipto. Se cree que se encontrarán más naufragios a medida que continúen las excavaciones en 2018.

Tres naufragios antiguos que datan de la época romana se han descubierto durante los trabajos de excavación arqueológica llevados a cabo en el puerto oriental de Alejandría, Egipto.
El descubrimiento, realizado por una misión egipcia en colaboración con el Instituto Europeo de Arqueología Subacuática, incluye una cabeza tallada en vidrio que data de la época romana y probablemente pertenece al comandante de los ejércitos romanos «Antonio», además de tres monedas de oro que datan de el Emperador “Octavio”, en la bahía de Abu Qir en Alejandría.
Mostafa Waziri, el jefe del Consejo Supremo de Antigüedades, confirmó el hallazgo en un comunicado publicado en la página de Facebook del Ministerio de Antigüedades de Egipto. La misión arqueológica también descubrió un bote votivo del dios Osiris en la ciudad hundida de Heraklion.

LA CIUDAD SUBMARINA DE HERACLION DEL ANTIGUO EGIPTO.

Heraclion era una antigua ciudad egipcia ubicada cerca de Canopic Mouth of the Nile, a unos 32 km al noreste de Alejandría. Sus ruinas se encuentran en Abu Qir Bay, actualmente a 2.5 km de la costa, a menos de 10 m (30 pies) de agua. Sus inicios legendarios se remontan a tan temprano como el siglo 12 aC, y es mencionado por los historiadores griegos antiguos.
Las ruinas sumergidas de la ciudad fueron ubicadas por el arqueólogo francés Franck Goddio en 1999.
Hasta entonces, los estudiosos no estaban seguros de si Heraclion y Thonis eran en realidad la misma ciudad. Los hallazgos de Goddio incluyen estatuas incompletas del dios Serapis y la reina Arsinoe II. Los expertos creen que aún se puede encontrar un tesoro de artefactos antiguos en la Bahía de Abu Qir, donde se encontraron los tres antiguos naufragios romanos




Via: ancient-code.com
Articulo publicado en...http://misteriomundial.com/descubrimientos/impresionante-descubrimiento-submarino-revela-una-ciudad-perdida-de-egipto/

La ultrasecreta «Área 52» de EE.UU. aparece por primera vez en una grabación



El misterioso campo de pruebas de Tonopah, cercano a la más conocida «Área 51», es inaccesible para el público y ha dado origen a muchas teorías de conspiración.

El ultrasecreto campo de pruebas de Tonopah, en Nevada (EE.UU.), también conocido como «Área 52», ha aparecido por primera vez en imágenes en un video filmado por Sandia National Laboratories, uno de los subcontratistas del Pentágono para el desarrollo de armas nucleares, una grabación que en seguida llamó la atención del portal The War Zone.
Estas instalaciones, cerradas para la población civil, son utilizadas por el Ejército, los científicos y los ingenieros de EE.UU. para probar sistemas de entrega de armas nucleares, así como también para realizar pruebas de drones.
El desierto de Nevada cuenta también con otra base militar secreta, conocida como «Área 51», que está asociada con el desarrollo y las pruebas del hipotético avión de reconocimiento estadounidense Aurora, que algunos creen que sería capaz de volar a velocidades hipersónicas superiores a Mach 5.
HECHO: En 2005 detectamos varios accesos gubernamentales a los foros de Mystery Planet, incluyendo uno proveniente de ‘Sandia National Laboratories’. Luego de denunciar este hecho públicamente, los accesos dejaron de aparecer en las estadísticas.

Desde la década de 1980, empezaron a surgir diversos reportes hablando de avistamientos de objetos voladores no identificados, incluidos triángulos negros, por el espacio aéreo del «Área 51», lo que atrajo el interés de numerosos teóricos de la conspiración.



Articulo publicado en...https://maestroviejo.es/la-ultrasecreta-area-52-de-ee-uu-aparece-por-primera-vez-en-una-grabacion

Reconstruyen el rostro de un español de hace 4.000 años


El Museo Provincial de Ciudad Real ha acogido este viernes la presentación en sociedad de Luciano'El antepasado de La Mancha', la reconstrucción científica de un varón de la Edad del Bronce creada a partir de los restos humanos enterrados en uno de los túmulos del yacimiento de Castillejo del Bonete, en la localidad de Terrinches.
La reconstrucción del cráneo de este manchego prehistórico enterrado dentro de la cueva de Castillejo del Bonete, bautizado como Luciano en honor a la Patrona de Terrinches --la Virgen de Luciana--. se enmarca en el proyecto global denominado 'Estudio de túmulos prehistóricos en la Cultura de las Motillas', dotado con 34.310 euros y cofinanciado por la Viceconsejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
En el acto de presentación han participado el director provincial de Cultura, FranciscoNavarro; el alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez; la doctora en Antropología Forense de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense, María Benito; la restauradora de bienes culturales  Isabel  Angulo; y el director del Museo, José Ignacio de la Torre.
Francisco Navarro ha felicitado al alcalde de Terrinches por "preocuparse y ocuparse en la reconstrucción del pasado para iluminar el presente de su municipio" y ha resaltado que la Vicenconsejería de Cultura "es consciente de la importancia de la investigación arqueológica".
Nicasio Peláez, por su parte, ha recordado que el Ayuntamiento terrinchoso lleva desde el año 2000 trabajando para la puesta en valor de su patrimonio cultural y singularmente de su patrimonio arqueológico, que en el caso de Castillejo del Bonete se caracteriza por su gran relevancia científica.
En este sentido, el alcalde ha valorado la excepcionalidad de este yacimiento en el que todavía queda "mucho campo por investigar y muchos interrogantes que responder".
Ha recordado que el Ayuntamiento ha solicitado que Castillejo del Bonete se incluya en el Plan Estratégico de Cultura de la Junta como yacimiento visitable y en pro de este objetivo se van a mejorar los accesos para vehículos y se va a construir un Centro de Recepción, actuaciones que se harán en breve.
Luciano ya tiene el esqueleto reconstruido
La doctora María Benito, codirectora de la investigación, ha explicado que el equipo de Antropología Forense de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid ha estado trabajando durante dos años en el estudio antropológico y paleopatológico de los individuos enterrados en los túmulos de Castillejo del Bonete.
El equipo de la doctora Benito ha conseguido reconstruir el esqueleto entero de Luciano, un varón de entre 40 y 50 años, cuyos restos fueron exhumados en la campaña de 2015 en la tumba número 5 del túmulo principal.
Se trata de un hombre con signos degenerativos como cifosis y algunos marcadores de ocupación que podrían ser compatibles con el uso del arco. Un varón con un traumatismo con recuperación encima del ojo derecho que se encontró en posición fetal decúbito derecho y que ha supuesto una investigación pionera para el equipo multidiscipinar de la Escuela de Medicina Legal que está trabajando en este proyecto.
El magnífico estado de conservación del cráneo ha servido para su reconstrucción completa y para realizar sobre él la reconstrucción facial que ha permitido conocer su rostro y que todavía está en fase de investigación.
Sobre Castillejo del Bonete, en pleno Campo de Montiel
Castillejo del Bonete, en la comarca del Campo de Montiel, fue declarado Bien de Interés Cultural en 2014 y cuenta con financiación a través de la línea de ayudas a proyectos de investigación competitivos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Es un santuario solar compuesto por varios túmulos conectados entre sí mediante corredores. Todo el complejo monumental fue edificado sobre una cueva natural que consta de varias galerías. La cueva, que ha permanecido sellada desde la Prehistoria hasta su descubrimiento en 2003, está acondicionada mediante construcciones diversas. También cuenta con arte rupestre esquemático. Tanto su interior como los túmulos exteriores fueron empleados recurrentemente durante más de cinco siglos para enterrar personas, depositar objetos y realizar ritos de comensalidad.
Su origen data de la época del Bronce de La Mancha, la denominación historiográfica genérica de la subdivisión espacial y temporal de la Prehistoria en la península ibérica también conocida como Cultura de las Motillas. Grupos humanos sedentarios, que basaban su sustento en la ganadería y la agricultura, ocuparon el territorio actualmente conocido como La Mancha (gran parte de la provincia de Ciudad Real, prácticamente toda la de Albacete y parte de las de Toledo y Cuenca) a partir del Calcolítico, constituyendo uno de los sustratos indígenas que dio origen a la cultura íbera.





Fuentes: lanzadigital.com | eldigitalcastillalamancha.es | lacomarcadepuertollano.com | 24 de noviembre de 2017


Articulo publicado en...http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/reconstruyen-el-rostro-de-un-espanol-de-hace-4-000-anos

Símbolos Aborígenes Australianos Descubuertos en una columna de 12.000 años en Turquía.

Uno de los sitios arqueológicos más desconcertantes es Gobekli Tepe, y ahora el misterio del sitio se ha profundizado aún más. Gobekli Tepe es un sitio que ha interesado a los arqueólogos gracias a que es un complejo de monumentos megalíticos de 12,000 años de antigüedad que ha permanecido como un misterio desde que se descubrió por primera vez hace 20 años. Sin embargo, el sitio ha hecho que los arqueólogos reconsideren lo que pensaban sobre la sociedad primitiva. Fuente ...Sabiens