Buscar este blog

viernes, 22 de junio de 2018

¿Como sabían los artíficies de las Piedras de Ica (Perú) de la cohexistencia de Hombres junto con animales prehistóricos?



En un lugar de Perú, en un desierto blando y pedregoso del Departamento de Ica, un médico peruano descubrió la más estremecedora, rotunda y completa prueba de la existencia de otra civilización que pobló el planeta no hace miles, sino millones de años. Esta vez y para asombro de muchos se traba de pruebas materiales, miles de pruebas.

Corría el mes de Mayo del año 1.966. Al consultorio del doctor Javier Cabrera, situado en la Plaza de Armas del pueblo de Ica, llegó su amigo Félix Llosa Romero, llevándole un regalo. Se trataba de una piedra ovalada, de color negruzco y aristas redondeadas; tenía grabada en una de sus caras la imagen de un extraño pez y su peso era mayor del que, a primera vista, correspondía a su tamaño. Quedará muy bien como pisapapeles en tu escritorio, dijo Llosa, también le dijo que su hermano poseía una gran colección, proveniente del caserío de Ocucaje, donde un huaquero (Campesino que realiza excavaciones arqueológicas clandestinas) las extraía por docenas.

El doctor Cabrera, descarta con firmeza la posibilidad de que las piedras hayan sido grabadas por los Incas. En primer lugar porque las piedras son muy anteriores al período en que los Incas vivieron en Perú y además, porque las piedras dan fe de conocimientos tecnológicos que los Incas nunca poseyeron.

En su enorme colección, el doctor Cabrera ha clasificado las piedras en diversos grupos, según los símbolos que presentan. Hay series que tratan de temas técnicos, otras de temas médicos, geográficos, antropológicos, zoológicos, etc. Hay series de piedras que describen con todo detalle la evolución de los dinosaurios, desde el huevo hasta la completa madurez; otras que relatan las incidencias de complejas intervenciones, y otras que explican con todo detalle cómo era el planeta Tierra antes de las grandes convulsiones geológicas que le imprimieron su conformación actual.

A partir de sus interpretaciones de los dibujos grabados en las piedras, afirma que esa humanidad gliptolítica fue creada por una raza superior que llegó a la Tierra desde algún lugar del cosmos. Al llegar a nuestro planeta, esa raza no halló vida inteligente, y decidió crearla a partir de un primate emparentado con el Lemur, llamado Notharcus, que se extinguió hace 50 millones de años.

En su libro "El mensaje de las piedras grabadas de Ica" (Inti Sol editores, Lima, 1.976), afirma: Mediante el trasplante de códigos cognoscitivos a unos primates que pertenecían a un tipo de primate muy inteligente generaron hombres. Aparentemente, las piedras dicen que había varias categorías humanas: Los de mayor poder cognoscitivo son los que el doctor Cabrera denomina Hombres Reflexivos y Científicos, por encima de los cuales se situaban, por supuesto, sus creadores, los hombres llegados del cosmos.

Uno de los elementos que confirman la creencia del doctor Cabrera, es una piedra donde está labrado un mapa del mundo tal como era en el período terciario (esta piedra está representada en la portada de su libro, reproducida en página 461). Allí, la forma y la disposición de los continentes es completamente diferente de la actual, y considerando que la geología no supo hasta fines del siglo XIX y principios del XX que los grandes cataclismos de fines del terciario habían provocado cambios espectaculares en la forma y disposición de los continentes, el doctor Cabrera sostiene, que esa piedra sólo pudo ser labrada por hombres que vivieron en un planeta con esa configuración y que, además, poseían los medios técnicos necesarios para recorrerlo y observarlo desde grandes alturas.

Las teorías del doctor Cabrera, no han encontrado demasiado eco en la comunidad científica. Algunos de sus adversarios han llegado a asegurar que Basilio Uchuya, el Huaquero que ha proporcionado la mayor parte de las piedras al doctor Cabrera, es el único artífice de las mismas; según esta teoría, Basilio las graba, untándolas después con betún de los zapatos y quemándolas para darles una falsa pátina de antigüedad.

Esta ingeniosa teoría no tiene en cuenta la edad de Basilio, ni el tiempo que requiere fabricar una de estas piedras. El Huaquero podría haber hecho, en toda su vida, unas 10.000. ¡Pero se acercan a las 40.000 las que se han catalogado hasta ahora, y cientos de miles las que se suponen aún enterradas!

No obstante, el doctor Cabrera, no carece por completo de apoyo. El francés Chanoux, en su obra "Enigma de los Andes", aseguraba que las piedras de Ica podrían ser la biblioteca de los Atlantes, que han existido hace 50 millones de años.

El periodista español J. J. Benítez, en su libro: "Existió otra humanidad" (Plaza y Janés, Barcelona, 1.977), hablaba del hallazgo de dos cerros artificiales que recubrían un pavimento de piedras grabadas, en un lugar cercano a Palpa (Perú) hacia el cual parecen apuntar, nada menos que las líneas de Nazca.






















fuente/ Biblioteca Pleyades


La Caída de Ovnis en Francia en 1790? Un Viajero en el Tiempo?


10474457_10152236819423935_4049820861885827410_n
¿1790 accidente OVNI o viajero en el tiempo?
Según Antonio Fenoglio visitó el Archivo de la Academia de Ciencias de Francia, París, y encontró el siguiente informe que se presentó. En 1975, el Dr. Jacques Vallee citó la cuenta y parecía indicar que había visto el propio informe.
Esta podría ser la primera caída del OVNI documentados o aterrizaje viajero del tiempo en la historia.
Traduccion con Google Translade
En junio de 1790, el inspector de policía Liabeuf fue enviado desde París a Alençon, al oeste de la ciudad (entre Argentan y Le Mans). Sus órdenes eran para hacer una investigación a fondo de un incidente perturbador de algunos observadores, siendo de primera clase.
Liabeuf visitó la ciudad y el siguiente es su informe, presentado a la Academia de Ciencias.
Informe:
“A las 5 de la mañana del 12 de junio, varios agricultores tomaron
visión de un enorme globo que parecía rodeado
con las llamas. Primero pensaron que era tal vez un
globo se incendió, pero la alta velocidad
y el sonido silbante procedente del cuerpo
ellos intrigado.
“El mundo se ralentizó, hizo algunos cambios y
corrió hacia la parte superior de una colina,
desenterrar las plantas a lo largo de la pendiente. El calor
emanada era tan intenso que pronto la hierba
y pequeño árbol comenzó a arder. Los campesinos
logrado controlar el fuego que amenazaba
extendido a toda la zona.
“En la noche de este ámbito era todavía cálido y
extraordinario sucedió, por no hablar de una increíble
cosa. Los testigos eran dos alcaldes, un médico y tres
otras autoridades que confirmen mi informe, así
decenas de campesinos que estaban presentes.
“Esta bola, que habría sido lo suficientemente grande como para
contener un carro, no había sufrido todo lo que
vuelo. Se emociona mucho la curiosidad que la gente
vinieron de todas partes para verlo. Entonces, de repente,
una especie de puerta se abrió y allí está el interesante
cosa que una persona como salimos, pero esta persona
“Iba vestida de un modo extraño, con un traje apretado
y viendo toda esa multitud, dijo algunas palabras que estaban
entendido y huyeron hacia el bosque. Instintivamente,
campesinos se retiraron, con miedo, y que guardan
Ellos, porque poco después la pelota estalló en
silencio y lanzar piezas de todas partes, y estas piezas
quemado hasta que fueron reducidos a polvo.
“La investigación comenzó a encontrar el misterioso
hombre, pero parecía haberse disuelto. “
Dr. Vallee, un científico respetado que habló ante las Naciones Unidas, cita este caso como prueba de visitantes de otro mundo. Dr. Vallee toma nota de las muchas similitudes con relatos modernos de “ovnis”.
La pregunta es; existe este informe? Fenoglio escribió su artículo alrededor de 1967 por lo que sabemos que el documento fue supuestamente todavía en existencia entonces. El informe del Inspector Liabeuf existe o fue ficción creado por Fenoglio y es científicamente importante que la realidad para comprobar una vez por todas. Después de todo, el informe tenía muchas características de las cuentas modernas de ovnis: el objeto aterrizó seguido por una entidad que aparece y la explosión destruyendo completamente el objeto.
Incluso la descripción de la ropa usada por la entidad es típico de los informes modernos.
Lo que esto significaba era simple: la gente en 1790 Francia no podían aprender enviar 1.947 informes de ovnis y reportar Liabeuf sería un retroceso importante en los dientes a la brigada anti-OVNI.
Un documento fue enviado a la guarda de los archivos de la Academia de Ciencias de Francia el 9 de enero de 2006. Tomó un tiempo, pero en vez de escuchar el informe había sido encontrado se le dijo que no había tal informe o referencia fue encontrado.
Fenoglio parece haber sido la única persona que ha visto el informe que lleva a la conclusión de que era más de un engaño OVNI.





Fuente: Conciencia New

jueves, 21 de junio de 2018

Las Murallas Aurelianas, el monumento más grande de la Roma imperial


Tramo de muralla entre la Via Campania y el Corso d'Italia, junto al parque de la Villa Borghese. Foto: Andrea Jemolo
Las Murallas Aurelianas fueron erigidas por Lucio Domicio Aureliano (emperador romano entre el 270 y el 275 d.C.) para defender la ciudad de Roma de las invasiones bárbaras y, a lo largo de los siglos, se integraron en el tejido urbano: solemnes o solitarias, en palacios, cementerios, obras, a lo largo de avenidas u ocultas por la naturaleza.
El Muro Torto desde el puente de la Villa Borghese. Tramo de las Murallas Aurelianas a lo largo del Viale del Policlinico. Foto: Andrea Jemolo
Las Murallas Aurelianas, con sus más de 12 kilómetros de largo en la actualidad, son el monumento más grande de la Roma imperial y el cinturón mural urbano más largo, antiguo y mejor conservado de la historia, según explicó ayer en un comunicado la Superintendencia Capitolina de Bienes Culturales, que ha encargado la primera campaña fotográfica integral sobre el recorrido entero de las murallas, incluso en los puntos no accesibles al público.
El Estudio Randone, una escuela de cerámica, en el interior de la muralla de la Via Campania. Foto: Andrea Jemolo.
El elegido para documentar el recorrido de las Murallas Aurelianas ha sido el fotógrafo Andrea Jemolo (izquierda) nacido en Roma el 10 de marzo de 1957, quien ha obtenido unas imágenes de gran definición.
La exposición Walls. Las murallas de Roma. Fotografías de Andrea Jemolo, ideada por Claudio Parisi Presicce y comisionada por Federica Pirani y Orietta Rossiniabre hoy al público en el Museo dell'Ara Pacis de Roma y se podrá visitar hasta el 9 de septiembre de 2018.
Tramo de las Murallas Aurelianas a lo largo del Viale del Policlinico. Foto: Andrea Jemolo
La Porta Asinaria y las obras del metro. Foto: Andrea Jemolo
La muestra reúne una selección de 77 fotografías en color y en gran formato: cada una representa un pedazo de la historia y de la vida cotidiana. Hoy en día, tal y como expresa Marco Lodoli en el catálogo de la exposición, "las murallas siguen ahí, maravillosas, derrotadas, poéticas en su potente rendición, y el romano no les presta atención, como si esa gran serpiente formara parte de un paisaje eterno e indiferente, una arruga del tiempo, una melancolía habitual (...) Pocas obras en el mundo son tan grandiosas y melancólicas, tan trágicas y bellas, capaces de enseñarnos tantas cosas y quizá una sola cosa, pero decisiva: que de la vida no nos defendemos".
Muralla reutilizada en el Viale di Porta Tiburtina, al lado de la estación de Roma Termini. Foto: Andrea Jemolo
La muralla y el acueducto a lo largo de la Via Casilina Vecchia. Foto: Andrea Jemolo
La Porta San Paolo con la Pirámide Cestia o de Cayo Cestio. La pirámide está incluida en la Muralla Aureliana. Foto: Andrea Jemolo










Articulo publicado en...https://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/las-murallas-aurelianas-el-monumento-mas-grande-de-la-roma-imperi

miércoles, 20 de junio de 2018

El Misterio de la Cultura Megalítica

Resultado de imagen de megalitos que se han encontrado en la tierra

Existen en Europa millares de menhires y dólmenes de miles de años de antigüedad formando figuras geométricas, construidos en el el Neolítico (una de las etapas de la Edad de Piedra) que abarca desde la adopción de la agricultura y ganadería (hacia el VIII milenio a. C.) a la invención de la metalurgia. 

¿Quienes las crearon y por qué? ¿Que significan estas misteriosas obras? No existen inscripciones, tradiciones o manuales de construcción que puedan aportar información directa.

En varios yacimientos del este de Turquía (sobre todo en Göbekli Tepe, a la izquierda) han sido descubiertos importantes complejos ceremoniales datados en el 9500 a. C.), por lo que pertenecerían a las fases incipientes del Neolítico. Están formados por amplias estructuras circulares que envuelven decenas de megalitos grabados, con forma de T. Aunque serían las estructuras de losa vertical más antiguas conocidas hasta ahora, no se ha demostrado que las tradiciones megalíticas europeas haya derivado de aquellas.

Megalitos, manhires y dómenes

Genéricamente un megalito es un elemento de construcción prehistórico de uno o varios bloques de piedra de gran tamaño y sin labrar. En cuantro a las construcciones, los menhires son megalitos (monolitos) prehistóricos nada o poco trabajados. Algunos están esculpidos, a menudo antropomórficamente, aunque en este caso cabe hablar de estelas o ídolos y no de menhires en sentido estricto. 

Un dolmen, que en bretón quiere decir "mesa grande de piedra", es una construcción consistente por lo general en varias losas hincadas en la tierra en posición vertical y una losa de cubierta apoyada sobre ellas en posición horizontal. El conjunto conforma una cámara y está rodeado en muchos casos por tierra de sujeción o piedras que cubren en parte las losas verticales, formando una colina artificial (túmulo). Estas estructuras se dan en Europa Occidental, sobre todo en la franja atlántica.

Sólo en Portugal, Dinamarca y España los investigadores han encontrado decenas de miles de dólmenes construidos con megalitos de varias toneladas de peso. Estas supuestas cámaras sepulcrales, que originariamente se camuflaban bajo montículos artificiales de tierra, datan de hace 5.000 años aproximadamente, aunque en algunos casos como los templos de la isla de malta son de mayor antigüedad. 

Mil años después, los enormes bloques de piedra aparecieron formando estructuras más complicadas, como en la localidad de Carnac, al noroeste de Francia, en la que se formaron hileras de menhires de más de mil metros de longitud cada una. 

En Inglaterra e Irlanda se construyeron círculos y elipses (crómlech) con un diámetro de varios centenares de metros. 

El más célebre de estos es Stonehenge, en el sur de Inglaterra.


Construcción de estructuras ciclópeas

Sus bloques de hasta nueve metros de altura, hincados en la tierra y unidos algunos mediante sillares transversales, producen una impresión ciclópea que hace pensar que sólo una fuerza sobrehumana pudo colocarlos allí. 

El científico inglés Richard J. C. Atkinson estima que aquellas familias prehistóricas tuvieron que trabajar alrededor de diez millones de horas para erigir el complejo de Stonehenge. Pero además necesitaban para la construcción tal estructura una perfecta planificación.

Según Colin Renfrew, catedrático de arqueología de la Universidad de Cambridge"un esfuerzo tal debe haber estado organizado por algún tipo de autoridad central”. 

La existencia de capataces que coordinaran el trabajo y velaran porque miles de obreros estuvieran bien aprovisionados durante varios años. 

Quedaría aclarado cómo aquellas gentes fueron capaces de realizar aquellos monumentos, pero no por qué los construyeron.

Los círculos de piedra

Los arqueólogos que han investigado los círculos de piedra (crómlech) consideran que, aunque parezcan similares a primera vista, tenían significados y funciones totalmente diferentes. 

Por ejemplo, debajo de los círculos de piedra del norte de Inglaterra se encontraron huesos humanos, lo que llevó a la conclusión de que en estos lugares se enterraba a guerreros o caudillos. No ocurre lo mismo con los círculos de la región meridional de Inglaterra, como los de Avebury (al sur de Stonehenge), en los que no aparecieron restos óseos ni fragmentos de herramientas. 

Esto indicaría que muchos de los monumentos no eran sepulturas. Tampoco debieron utilizarse como viviendas porque no se han hallado encontrado restos domésticos, como vasijas, huesos de animales o utensilios de piedra. Los científicos afirman que debían tratarse de centros de reunión, lugares en los que se congregaban los miembros de la comunidad, discutían sus asuntos y celebraban rituales.

Luna y rituales

Otra teoría asegura que constituían centros rituales deexaltación a la autoridad, en los podrían tener lugarsacrificios cruentos. Los investigadores encontraron en uno de los conjuntos megalíticos escoceses una extraña piedra yacente: los constructores tendieron un gran monolito en el suelo y pulieron su lado superior hasta dejarlo perfectamente liso. Unas cuñas de de piedra aseguraban la horizontalidad del bloque con una precisión milimétrica. 

¿Por qué se afanaron en lograr tal exactitud? 

El arqueólogo inglés Aubrey Burl propuso una explicación: la colocación del bloque yacente, de la altura de un hombre, tenía que ver con la órbita de la luna llena. En las noches en las que el astro se encontraba bajo en el horizonte, su forma circular parecería rodar sobre la mesa de piedra.

En este crómlech aparecieron además, huesos humanos. Burl supone, que en este lugar se congregaban los participantes de ciertas celebraciones, aprovechando la fantasmal luz de la luna, para llevar a cabo sus ritualessacrificiales. Burl encontró en antiguos libros manuscritos referencias concretas a rituales paganos que se realizaban todos los meses en los círculos, y que parecen confirmar su hipótesis: "Probablemente no sabremos nunca qué significaba la luna para esta remota cultura; pero desempeñó un papel primordial, similar al que jugaba el sol para otras comunidades británicas de la misma época”.

Pero ¿Es razonable que los hombres de la prehistoria se esforzaran tanto únicamente para disponer de un punto de encuentro impresionante? ¿O se esconde un gran secreto detrás de las construcciones megalíticas? Los ciclópeos círculos de piedra podrían haber sido en realidadobservatorios astronómicos desde los que se escrutaba el cielo nocturno. El astrónomo norteamericano Gerald Hawkins fue uno de los primeros en apuntar esta posibilidad. En 1963 publicó su teoría en la prestigiosa revista científica Nature, explicando que Stonehenge servía para calcular los solsticios y equinoccios e incluso para predecir eclipses.

Los pueblos que levantaron estos monumentos habrían sido, por tanto, los primeros astrónomos, además de unos excelentes geómetras, a juzgar por la exactitud milimétrica de los círculos y óvalos que construyeron.

El calendario más antiguo

Arqueólogos británicos descubrieron en el 2013 un monumento mesolítico en Aberdeenshire, Escocia, que podría ser el calendario más antiguo del mundo, en torno al año 8.000 a.C. Mide el tiempo a partir de las fasesdel Sol y de la Luna. Precedería así, en 5.000 años a los primeros calendarios creados en Mesopotamia, hace 5.000 años. El monumento creado por cazadores-recolectores en Aberdeenshire hace parece imitar las fases de la Luna para hacer un seguimiento de los meses lunares en el transcurso de un año.

"Las evidencias sugieren que las sociedades de cazadores recolectores en Escocia tenían tanto la necesidad como la sofisticación que hacen falta para medir el tiempo a través de los años", ha dicho el arqueólogo Vince Gaffney, responsable de la investigación. "Al hacerlo, esto ilustra un paso importante hacia la construcción formal del tiempo y, por lo tanto, de la propia historia".

Christopher Gaffney, de la Universidad de Bradford, explica que para las comunidades de cazadores-recolectores prehistóricas, conocer qué fuentes de recursos alimenticios estaban disponibles en diferentes épocas del año era crucial para su supervivencia. Estas comunidades dependían de la caza de animales migratorios y las consecuencias de perderse estos acontecimientos suponía el hambre.

Nacimiento y fin de la cultura megalítica

El nacimiento y apogeo de las culturas megalíticas europeas resulta tan misterioso como su decadencia y desaparición ¿Dónde fue a parar la sabiduría de aquella época? No existen pruebas de un nexo entre los diferentes pueblos megalíticos del mundo, y los únicos testigos que podrían aportarlas (sus obras colosales) permanecen enigmáticos y silenciosos.









Articulo publicado en... http://elgrancielo.blogspot.com.es/2014/06/el-misterio-de-la-cultura-megalitica.html#more

¿El aeropuerto más antiguo del planeta Tierra?



Desde tierra, estos diseños pasan desapercibidos. Estas líneas solamente pueden ser observadas en toda su inmensidad desde el aire, al sobrevolar el desierto a por lo menos doscientos metros de altura.Pedro de Cieza de León vio en el siglo XVI "señales en algunas partes del desierto que circunda Nazca", pero la ciencia no las descubrió hasta que el hombre empezó a volar. Aunque se ven parcialmente desde las colinas próximas, los primeros en distinguirlas fueron pilotos militares y civiles peruanos, y arqueólogos como Toribio Mejía Xesspe, quien ya las investigó en 1927.




Luego llegaron el historiador estadounidense Paul Kosok, quien se encontró en 1939 con un enigma que le entusiasmó hasta su muerte en 1959, y su discípula la matemática alemana Maria Reiche (1903-1998), que dedicó 60 años al estudio de los geoglifos. Las líneas y figuras de Nazca ocupan más de 500 kilómetros cuadrados del desierto peruano, a unos 350 kilómetros al sureste de Lima. Casi sólo las conocían los historiadores hasta que el escritor suizo Erich von Däniken llamó en 1968 la atención sobre ellas en Recuerdos del futuro, libro del cual vendió millones de ejemplares. 



Las consideraba una de las pruebas de que el hombre había recibido en la Antigüedad la visita de extraterrestres que habían influido en la Historia. En esa visión del mundo y del pasado, Nazca era un complejo para el aterrizaje de las naves de unos visitantes que el ser humano había después convertido en dioses.Si uno vuela sobre la llanura de Nazca, divisará unas líneas gigantescas de trazo geométrico; algunas corren paralelamente, otras se entrecruzan o dibujan grandes figuras trapezoidales. La arqueología dice que son carreteras incas. Absurda lógica. Erich Von Daniken,asevera que las pampas de Nazca con sus misteriosos dibujos se trataría de un enorme campo de aterrizaje de naves interplanetarias. 



Vino a reforzar esta ponencia un hecho que causó gran conmoción el año 1985: el descubrimiento de una nueva figura ignorada hasta ahora. En julio de ese año, el diario La República de Lima, publicó la fotografía de “la más nueva y extraña figura descubierta en las Pampas de Nasca, figura que no llegó a ser conocida por la doctora María Reiche, la famosa estudiosa de las enigmáticas líneas”. Un piloto de las Fuerza Aérea Peruana, el comandante Eduardo Herrada, que sobrevolaba las pampas con la máquina fotográfica instalada en el avión captó un geoglifo de lo que aparenta nítidamente ser un ‘extraterrestre’. Aun cuando la foto aparecía un poco oscura, se puede apreciar que la figura representa un ser con características humanas.



El descubrimiento tuvo una gran resonancia y causó una gran sensación entre el público, especialmente entre los ufólogos que desde entonces se desplazan periódicamente a las pampas con la esperanza de tener un avistamiento de ovnis. ¿Para qué hubieran necesitado los incas carreteras paralelas y entrecruzadas cuyo trazado comienza y termina inopinadamente en una planicie?", se preguntaba Von Däniken antes de concluir que el conjunto "sugiere la idea de un aeródromo". Contemplaba la posibilidad de que se hubieran dibujado mediante el traslado a un "gigantesco plano" de modelos a escala; pero también apuntaba a que podían haber sido trazadas "siguiendo instrucciones transmitidas desde una aeronave".

Había nacido el aeropuerto prehistórico de Nazca.










Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com/2012/10/aerodromo-de-nazcaerich-von-daniken.html

Arqueólogos descubren en Albania antigua ciudad Iliria considerada hasta ahora una formación natural de rocas

Portada - Ruinas de la antigua ciudad iliria descubierta recientemente en Albania. Fuente: M. Lemke / Science in Poland

Arqueólogos polacos han descubierto en el nordeste de Albania una ciudad largo tiempo perdida, según podemos leer en Science in Poland. La ciudad fue descubierta inesperadamente, y se cree que se trata de la antigua ciudad iliria de Basania. Este descubrimiento está despertando un gran entusiasmo entre los arqueólogos, ya que podría aportar interesante información sobre la antaño poderosa civilización iliria, que dominó gran parte de la región de los Balcanes en la Antigüedad.

¿Quiénes fueron los ilirios?

Los ilirios eran un poderoso grupo de tribus que fueron la potencia hegemónica en los Balcanes occidentales durante varios siglos. Tenían muchos contactos con los griegos, y fueron influenciados en cierta medida por la cultura de sus vecinos del sur.  La región iliria se encontraba generalmente dividida entre varios reinos que luchaban entre sí por la supremacía. En el 168 a. C., los romanos derrotaron y capturaron al poderoso rey ilirio Gendaius, creando a continuación una serie de repúblicas vasallas en su reino. La región se convirtió entonces en una provincia del Imperio romano, y la cultura iliria local fue romanizada con el paso del tiempo. Según la Enciclopedia Británica, Iliria ‘se convirtió en el principal bastión militar de Roma y su cultura en el mundo antiguo’.
Basania era conocida por los historiadores principalmente a través de la obra del gran historiador romano Tito Livio. En la obra del historiador podemos leer que la ciudad fue muy importante en el último reino ilirio, además de una importante fortaleza. La ciudad fue destruida por los romanos en el 168 a. C., y se presume que fue posteriormente abandonada, con lo que su ubicación exacta cayó en el olvido.
Los arqueólogos creen que estas ruinas pertenecen a Basania, la ciudad perdida de los ilirios. (Imagen: M. Lemke/Science in Poland)

Basania: la ciudad oculta

La ciudad, que fue construida sobre varias colinas, había estado perdida durante tantos siglos porque sus ruinas se habían confundido con formaciones naturales de rocas. Después de siglos de erosión, los restos de piedra de las murallas supervivientes de la ciudad estaban tan desgastados que parecían piedras naturales. No hay testimonios de viajeros o gentes de la zona acerca de las ruinas, por lo que éstas fueron olvidadas por completo a pesar de la magnitud del asentamiento. Este hecho podría haber ayudado a preservar las ruinas de Basania, que fue completamente olvidada a diferencia de la antigua Shkodër, otro asentamiento ilirio cercano.
El pasado mes de mayo, un equipo de arqueólogos polacos del Centro de Investigación de la Antigüedad del Sudeste de Europa de la Universidad de Varsovia, dirigido por el profesor Piotr Dyczek, redescubrió Basania. En el transcurso de unas excavaciones rutinarias, los investigadores descubrieron parte de las murallas de la ciudad junto con una de sus puertas, estructuras construidas con bloques de piedra de cantería bien formados. La puerta estaba flanqueada por dos bastiones y las murallas tenían 3 metros de espesor, con los espacios entre los bloques rellenados con barro y piedras.
Se utilizaron bloques de piedra cortada para construir las sólidas murallas de Basania. (Imagen: M. Lemke/Science in Poland)
Se utilizaron bloques de piedra cortada para construir las sólidas murallas de Basania. (Imagen: M. Lemke/Science in Poland)
Después de inspeccionar el lugar, se determinó que Basania era mayor que la antigua Shkodër, y sus murallas delimitaban un área de aproximadamente ocho hectáreas. Este hecho revela que la ciudad albergaba una población numerosa y fue un importante centro urbano de Iliria.
Durante la investigación del asentamiento, el equipo polaco descubrió monedas y piezas cerámicas cerca de las murallas. El estilo de éstas indicaría que datan de un período comprendido entre los siglos III a. C. y I a. C., demostrando que la ciudad formaba parte del reino ilirio que más tarde sería anexionado por Roma. La investigación del asentamiento demostró que fue construido de una manera sin duda influenciada por los reinos helenísticos del sur. Según Science in Poland, las murallas de Basania y su puerta son ‘típicas de las estructuras defensivas helenísticas’.

Las ruinas recientemente descubiertas revelan que la antigua ciudad era más grande que la cercana Shkodër iliria. (Imagen: M. Lemke/Science in Poland)
El equipo polaco inició una investigación intensiva del asentamiento, y rápidamente determinó que la ciudad fue abandonada más tarde de lo que se creía hasta ahora. Las investigaciones de los últimos años revelan que Basania sólo fue abandonada a finales del reinado del emperador Augusto (siglo I d. C.). Las conclusiones arqueológicas iniciales parecen confirmar la teoría de que la ciudad estuvo habitada mucho más tiempo de lo que se creía hasta ahora.

El redescubrimiento de Basania

El redescubrimiento de Basania sin duda permitirá a arqueólogos y otros expertos alcanzar una mejor comprensión de la antigua Iliria. La ciudad, que había quedado olvidada durante largo tiempo, revelará sus secretos y nos permitirá conocer mejor a los ilirios y saber cómo fueron romanizados. Uno de los aspectos más apasionantes del descubrimiento de esta ciudad perdida es que plantea la perspectiva de que podrían quedar aún muchas ruinas ilirias esperando ser redescubiertas.







Autor: Ed Whelan
Articulo publicado en...http://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/arque%C3%B3logos-descubren-albania-antigua-ciudad-iliria-considerada-hasta-ahora-una-formaci%C3%B3n-natural-004801?nopaging=1